sábado, 31 de octubre de 2009

Cómo despertar a tu novia

Muchas veces, las bromas, no son del todo disfrutadas bilateralmente. Me ha llegado este vídeo por correo y, por un momento me he puesto en la piel de la chica y no ha sido muy agradable la sensación, vamos que no se parece a un "dulce despertar", más bien a una maniobra que, o la traduces a una broma sin mala intención, pero con un "pelo" de extravagancia y realmente "currada", o te vas a pasar parte de tu día o más con ese malestar y "rayada mental" que no servirá más que para "acumular malos rollos", cuando de lo que se trata es de andar liger@s por la vida y con el saldo de tu cuenta mental a favor, no en tu contra.
Si te ocurriese algo parecido y, no fuese uno de los puntos que hayas "comprado" al elegir tu pareja (ja,ja,ja, me recuerda la peli de la pantera rosa "siempre al acecho, siempre al tanto"), no estaría de más ejercer la información al respecto, no dejar que esa situación pase por desapercibida e ir acumulando la mala experiencia en forma de rabia, pues ésta, sumada al tiempo, se convierte en rencor, obstáculo a una buena relación y principio de una mala comunicación. Un "hablar del tema" sin esperar, como a veces sucede, al acumular varios, por lo que cuando, por fin te das el permiso de exponer y expresar, de una pequeña aventura, sale toda una película de terror (y, sin ponerme muy creativa, puedo ver cabezas que giran 360º, platos que vuelan, macetas que se trasladan de la habitación...!!!).
Si, realmente, ya sientes que estás dentro del saco de las acumulaciones y que, como alguien encienda una cerilla cerca tuyo explotas, entonces, se trata de hacer una exposición más pensada y reglada. Crea un marco para la situación, no aproveches cuando él/ella sale con prisas de casa, ya con las llaves en la cerradura y le digas: "Por cierto, hemos de hablar"... Se trata de crear un ambiente apto para comunicar algo más allá de un "cómo te ha ido el día", "por cierto los niños...", "lo del dentista..." "hoy me ha dicho mi madre...", NO, dado que el asunto nos inquieta y no podemos pasar por alto durante más tiempo ese malestar, hemos de preparar el tema como si de una cita con nuestro más alto deseo se tratase: reanudar sin asperezas una relación, que ya lleva tiempo que brilla por su ausencia, que se ha convertido en una especie de cárcel con sus horarios y "putadas" incluidas...
Es importante tu predisposición hacia "solucionar", si utilizas las quejas y culpas como acompañante, será una forma de cerrar el diálogo, de crear un ring o un pulso en el que no pueden haber garantías de unión, más bien de medir las fuerzas con dolor, con palabras que no nos revestirán de empatía (y no nos sentiremos, a posteriori orgullosos) y con un sentimiento de haber sembrado más de lo mismo, pero ahora desde nosotros conscientemente, no de algo edificativo o con vistas a solucionar para ambos, pues de eso se trata cualquier relación. De que sea para estar mejor juntos, el aparentar estar bien es sólo un "maquillaje" de algo que no nos agrada, es poner una máscara a algo que no funciona (echar perfume cuando huele mal, en vez de airear). Héchale mano y siéntete bien, pues no hemos de obstaculizar nuestro bienestar por pereza, ha de ser un ejercicio habitual, tal y como lo practicamos cuando lo vemos en otras personas: intentar ayudar o reflexionar al respecto. Es normal que, a medida que crecemos, cambiemos de gustos. A veces ocurre que no es paralelo a nuestra pareja, por lo tanto, nos favorece el compartir, el soltar, el no poseer. Míralo desde respetar, mirar del otro lo agradable, lo valorable, lo admirable,... y compártelo, piensa que no nos vemos muchas veces a nosotros mismos, y nadie mejor que quien tenemos al lado para que nos haga de espejo y vernos.
Cuando te pierdas, o tengas dudas, te voy a dejar una imagen que me trasladó una amiga y compañera, desde la sabiduría de su madre: "Si coges en el puño arena, se escapará y vaciará tu puño, sin embargo, si abres la mano y la sostienes, ahí estará" Esto vale, tanto para la pareja, como para los hijos, amistades,...para con quien ejerces amor.
Hasta pronto!




viernes, 30 de octubre de 2009

Lluvia

De igual manera que cada una de nuestras células disponen de su propia independencia de autosuficiencia, pero juntas forman nuestro cuerpo y más...El conjunto de personas formamos el universo y más...Bueno, me refiero a la energía universal, a esos días en los que todo se nos pone de cara o, quizás al contrario. Formamos parte de un todo. Nada más escénico que ver este vídeo para comenzar a dar la importancia de que cada acto y sentimiento que procesamos no se queda en el vacío, crea la energía y la magia del todo. Míralo y reflexiona!
Hasta luego!

Ciertos hábitos alimenticios de acompañamiento


Uno de los acompañamientos por los que solemos apostar, tanto entre horas como formando parte de nuestro desayuno y después de las comidas, suelen ser el té o el café, con o sin leche. Como tantas otras cosas, se trata de un hábito fruto de nuestra cultura. Parece que en España se tienda más al consumo de café, en todos sus variantes, sin embargo, el té es el más consumido a nivel mundial. Como con todo, se trata de probar y apostar por aquél que mejor te sienta y agrada, pues no siempre se equipara el aroma con el paladar. Un ejemplo pueden ser ciertos perfumes, con los que nos sentimos en armonía olfativa, sin embargo no los identificamos, en una edad adulta, como para "catarlos". Y digo edad adulta, porque no se me ha olvidado, como a la mayoría de nosotros, los encuentros con las "gomas de nata" y el pegamento "Imedio", que provocaban una gran tentación a ser probados, con el consecuente desencanto posterior!!!. Sin embargo, si nos fijamos en la gastronomía moderna, se están introduciendo pétalos de flores, frutos exóticos que hasta ahora eran utilizados únicamente como ornamentación e incluso brotes silvestres. Nada se interpone en la creatividad y la búsqueda de nuevas sensaciones en algo tan cotidiano como es la alimentación. Se trata de buscar un intercambio entre una necesidad vital y una liberación de los sentidos olfativos y las papilas gustativas.
No siempre tenemos los mismos gustos, aunque seamos "animales de costumbres", en épocas más receptivas, nos animamos a probar, bajo la invitación nuestra o de otros con cierto entusiasmo, productos que hasta ahora los teníamos "vetados" por cualquier relación desafortunada anterior (que nos hubiera sentado mal, que nos recordara un alimento de obligación en nuestra infancia, que asimiláramos su olor a algo desagradable...). Toma nota de que, en ese momento de "apertura permisiva", puedes aprovechar y probar nuevos cambios en otras de tus relaciones: contigo mism@, con tu vestuario, con tus lecturas...¡Aprovecha!, se trata de "Jornada de puertas abiertas".
Te dejo un enlace con un artículo de las ventajas/desventajas de tomar el café o el té con o sin leche. Cuestión meramente informativa, ya que ya sabemos que ni todos somos iguales ni nuestro cuerpo se comporta igual en diferentes etapas de nuestra vida.
Salud! Hasta pronto...

Té y café, ¿Con o sin leche?

jueves, 29 de octubre de 2009

Tu Prosperidad

Si, por prosperidad entendemos, tener aquello que deseemos cuando lo deseemos, no vivir en preocupaciones, necesidades, escasez...Crear los deseos armoniosamente con nuestro ser interno, sin transgredir con ciertos deseos aquello en lo que creemos, esa prosperidad vendrá. Por supuesto que, una persona no se sentirá próspera si sólo se fija en la parte económica, dejando de lado la salud, el amor, las relaciones, su comunicación...Se trata de un conjunto con el que sentirnos realizados consecuentemente con nuestras creencias. Quizás, cuando hablamos de prosperidad, lo que, en primer plano se nos represente sea la forma económica, la material. Eso hace que se caiga nuestro castillo de naipes cuando disponemos de libertad financiera y, sin embargo, seguimos añorando otros aspectos de la prosperidad, como los que antes he comentado. ¿Cuántas personas "montadas en el dolar" darían su bienestar económico a cambio de un caluroso hogar, de una salud con la que continuar independiente,...?
Con ciertas creencias que nos limitan, con las que no nos podemos dar permiso para seguir más allá, será un handicap constante, con el consecuente desvanecimiento de nuestra energía, el intentar ser prósperos. Por ejemplo: desear ser rico y tener la creencia de que los ricos son malos, gente que vive a costa de otros, personas sin escrúpulos, etc...difícilmente vamos a poder mantener un estado de solvencia económica. Sí el dinero vendrá, pero se irá de la misma manera. El conflicto interno será tal, pues iremos en contra de nuestras creencias, que nos crearemos toda suerte de situaciones en las que, inconscientemente, nos "curemos de ese enemigo materialista, del Sr. malo, del rico". Va a ser necesario poner manos a la obra con esas creencias y apostar por nuestros permisos, para no transgredir nuestros valores.
Os dejo una presentación con unas bonitas fotos y técnicas de vaciar de la antigua ciencia del Feng Shui.
Hasta luego!

martes, 27 de octubre de 2009

La Vida

El otro día, camino hacia mi casa, paré atención a la cara de felicidad de un anciano que miraba embelesadamente a unos niños que jugaban con una pelota a un fútbol amistoso, donde no habían bandos ni riñas, sólo habían sonrisas y una energía imparable tras haber dejado las aulas de la escuela. En el silencio de aquel señor, postrado quieto, de pié delante de los niños, brillaban sus ojos llenos de recuerdos y, sin duda, una parte de él estaba jugando con ese balón. Me paré un buen rato expectante ante esa sincronía que atravesaba el espacio tiempo, me llenó ese momento de sabiduría que el caballero ya había alcanzado: saborear, respirar desde sus ancianos pulmones esa vitalidad, esa energía, esa destreza de movimientos, ya no alcanzables por su físico, pero sí recordados de otros tiempos. Quizás si, de vez en cuando, paramos un momento nuestras prisas y cogemos ese aliento fresco que reportan momentos felices, podamos favorecer nuestro bienestar y estar más preparados a improvistos. Después de todo ¿qué es la vida sino la suma de esos momentos? Podrías plantearte el reto de recoger, cada día un trocito, para sumar una gran felicidad, pues cuando lo vayas ejerciendo, verás como todo cambia hacia más de lo bueno...Será como si llevaras un trébol de la buena suerte pegado en la frente. La felicidad sostenida, da más de lo mismo. Nadie te la va a mesurar, más bien se te van a acercar para ser contagiados! Tómate tu dosis diaria, te va a sentar estupendo: ¡rejuveneces!
Os dejo con unas ligeras reflexiones acompañadas de unos bonitos escenarios.
Hasta pronto!


Buen rollo


Ha llegado a mis manos un enlace que me ha encantado. Me ha recordado las tentaciones que he tenido desde hace años en la clásica carabana de cada viernes al salir del trabajo. Ese prestar de 1 a 2 horas más de tu tiempo habitual en el trayecto.
¿Os imagináis, cuando sois presa de esa parada obligatoria donde sólo te rodean vehículos, en los que sabes que, como mínimo habrá una persona en cada uno, que da lo mismo la prisa que tengas o las ganas de llegar a tu hogar, o cualquier cosa menos sufrir ese secuestro? Seguro que todos lo habéis experimentado! Pues ahí se ponía en marcha mi imaginación y creaba un escenario musical con las puertas abiertas del coche y las personas compartiendo un tiempo en divertirse, desestresarse, aprovechar de manera agradable y constructiva ese paréntesis en nuestra jornada. ¿Quién sabe la de talentos por descubrir que hubieran surgido?! Y, como mínimo, aquel que no se uniera a la fiesta, tenía la opción de ser expectador o bien de subir las ventanillas y escuchar su propia música...
Pues, mira por donde, unas cuantas personas han realizado esa locura tan acertadamente, nada más y nada menos que en un instituto de empleo!
Aquí os dejo el enlace, para que podáis actuar de espectadores y tomar ejemplo de lo que difiere de una espera agobiante a una alucinante...
Fiesta en el Inem.
Hasta pronto!

lunes, 26 de octubre de 2009

Te quiero

Te quiero, te amo...El canto del Loco!.
¿Qué es locura? ¿Quién determina la locura? ¿Qué está bien y qué está mal?
Siempre nos guiamos por unos referentes, por unas "normas", por unas estadísticas que guían hacia el acierto conforme nos aproximemos, o se aproxime aquello que estamos tratando de encasillar, hacia la gran mayoría. Sin embargo, somos muy conscientes de que no siempre nos sentimos entre esos baremos, entre esas estadísticas, sin que ello suponga que nos alejemos de lo que podamos aceptar de nosotros mismos, o que no debiera desvalorizarnos. Si andáramos por esos lares, todos los exitosos (famosos en el terreno que sea y al nivel que sea), en el terreno que sea, no lo serían, pues seguirían formando parte de esas cifras generales, que aseguran estar dentro de la zona de lo "normal". Cierto es que, el distanciarse de las normas y de lo "normal", crea una especie de miedo-soledad, una clase de salto hacia lo desconocido, hacia lo no experimentado (al menos por nosotros y en nuestras carnes), un impulso no cuantificado por la no experiencia, aquella que, cuando la poseemos nos da una cierta seguridad (sólo en lo externo, pues siempre las situaciones están cambiando...lo que ayer funcionaba, nos funcionaba, hoy ha variado, ya no es lo mismo, nada lo asegura...)
¿Quién marca ese "normal"? ¿La cultura? ¿La religión? ¿La situación geográfica? ¿La climatología? Sin duda todos los factores influyen, el entorno es algo que respiramos y forma parte de nosotros, no podemos ser hermitaños en forma humana, pues somos seres sociales, necesitaríamos desaprender tanto que sería como insertarnos un nuevo cerebro,..., resetearnos totalmente. Por mucho que nos empeñemos en negarlo, en desacreditarlo, formamos parte de un todo...¿Has leido el "Mecanoscrit del Segon Origen"/ "Mecanoscrito del Segundo Origen")? Se trata de una obra literaria de ciencia-ficción, donde desaparece la humanidad y tan sólo quedan con vida los protagonistas, dos niños: una adolescente y un niño. El miedo con el que viven es atroz, todo es mucho más difícil...no han sido entrenados para vivir en un mundo sin más, sin relacionarse. Este libro, suele ser de lectura obligada en Bachiller, a mí, en mi generación, me sucedió, y lo mismo he observado con mis hijos. El releerlo, ha causado en mí diferente impacto en uno y otro momento, pero impacto!.
Si te fijas en lo que es para tí amar, te darás cuenta que, aunque se trate de un sentimiento con el que nacemos, va variando, va tomando diferentes tonalidades a medida que crecemos, que vivimos. No me resulta fácil definirlo, pero lo que sí tengo claro es que se trata de una vibración especial, de un reconocimiento del otro, de un respeto, de una tolerancia, de un ver más allá de lo tangible, de una chispa de emoción interna, de un agradecer conocer al otro, de un soltar, de no poseer ni manipular, de un confiar (a pesar de las situaciones y distancias), de un saber estar con quien estés, de una gran amistad. He aprendido que el amor, contra más lo ejerces, más se multiplica, no se divide, no se trata de algo que sea limitado (tengo 3 quilos de amor y lo he de porcionar entre los que quiero...es otro entrenamiento, contra más quieres, más te llenas,..., su capacidad es infinitamente elástica). El amor lo remueve todo en nuestro interior y cuando desconfías, te distancias en tu interior, te niegas, vas hacia el otro extremo: el miedo, la desconfianza, la traición, lo amargo...
Te dejo con una canción que me proporcionó su enlace una AMIGA, compañera y constante en nuestra relación y compromiso de crecimiento mútuo.
Hasta pronto!

Dos Cerebros

Os acompaño un vídeo de Mark Gungor, un seminarista y conferenciante que utiliza el humor para ayudar a las relaciones entre hombres y mujeres. Ese terreno que siempre tratamos de calibrar, sacándole peso a las diferencias con ese toque personal de humor. Que, sin duda, abre opciones sigilosa y sutilmente a un acercamiento mútuo, pues ya sabemos que la imposición, suele ser garantía de fracaso, por contra el humor, con respeto, suele ser "puertas abiertas" al diálogo, a la comunicación.
Hasta pronto!

jueves, 22 de octubre de 2009

Valores de la Vida

Comparto con vosotros esta bellísima presentación, tanto en la forma como  en el contenido. La ha escrito Chamalú, un conferenciante Indio Quechua. Disfrutad de ella.


Hasta pronto!

Cimática


Os adjunto este vídeo que trata de la cimática. Es muy interesante y se ponen en escena muchos temas científicos, políticos, tecnológicos, mitológicos...
La ciencia de la cimática demuestra de forma visual el modo en que el sonido configura la materia. La cimática consiste en el estudio del fenómeno de las ondas, y fue “descubierto” en la década de los 60 por el científico suizo, Dr. Hans Jenny. Sus experimentos demostraron que, si se colocan polvos finos, arena y virutas de acero sobre una lámina de metal y se les aplica una vibración de ondas acústicas, dichas partículas se organizaban formando patrones concretos. Las diferentes sustancias se concentran en los senos o depresiones de las ondas acústicas, destacando de ese modo el lugar donde el sonido es más denso. Estos sorprendentes patrones, también conocidos como figuras Chalynadi, configuran, en el caso de los sonidos armoniosos, mandalas geométricos simétricos. En algunos casos no son simétricos, sin embargo resulta fascinante su contemplación.
Un poco de paciencia, ir dosificando, pues se trata de 8 vídeos de 10 minutos cada uno, pero vale la pena.
Una nota al respecto:
Los pensamientos no son negativos ni destructivos, son verdades simplemente. Lo importante es cómo expresas tu verdad. Cuando expresas tu verdad con amor es raro que ocurran resultados negativos o dañinos y, cuando sucede, se debe generalmente a que alguna otra persona ha elegido experimentar tu cerdad en una forma negativa o perjudicial. En este caso, es probable que no puedas hacer nada para evitar las consecuencias, pero recuerda que la otra persona es la que ha elegido, está en su derecho a interpretar aunque no sea de la mejor forma.
Y para despedirme, por el momento: Sólo en el amor y en la paz interior puedo tomar decisiones correctas. Las acciones que tomemos estarán inspiradas en nuestra más alta capacidad, tanto de servicio como de inteligencia.
Hasta pronto!

miércoles, 21 de octubre de 2009

Rufus


Como ya habré dicho varias veces, las casualidades, no existen!
Hace 1 año que uno de los seres que forman mi hogar: Rufus, un can de raza Shar-pei color canela, comenzó a dar señales de varios tipos indicativas que se acababa el tiempo de estar con nosotros. Ayer, demostró inquietud, malestar, temblores, no bebía y no comía (ni chuches!), por lo que hoy ha ido al veterinario y, por varios instantes creí que esa era nuestra despedida. De pronto vuelve a estar en casa, a muy bajo rendimiento, pero lo veo en paz. Me he fijado como me miraba cada vez que me emocionaba y mis ojos se inundaban...quien sabe si está intentando hacerlo menos duro...Ha llovido toda la noche, cuando nos lo hemos llevado del veterinario ha salido el sol...Han estado presentes mis dos hijos y mi marido, que han adoptado para Rufus y él respectivamente la forma de hermanos y padre de amor, sin distancias por no tener el calificativo de humano. Es normal, vino a casa con 2 meses de edad y, si sigue con nosotros hasta entonces, el 4 de noviembre cumplirá 12 años. Su vida ha sido muy similar a la nuestra, desde el día en que tuvo todas sus vacunas, ha sido compi y copiloto en el camión que lleva mi marido. Tiene su comida, su pienso, sus juguetes, sus camas, su vajilla, su indumentaria, su camiseta de basquet del equipo de mi hijo menor (siendo el principal hincha del equipo!), su médico general, su hospital, sus vacaciones con nosotros, SIEMPRE JUNTOS, hasta tuvimos el placer de que asistiera a la celebración, fuera de casa, de la 1ª comunión de mi hijo menor...Ha sido padre en 2 ocasiones, y muy querido por toda la familia y amigos. Sin duda deja huella, y no me refiero a la canina, pues hasta cuando pronunciábamos la palabra "perro", miraba hacia todas partes para ver dónde había uno!
Mirando el correo, que hace un par de días que no miraba, he recibido uno con el asunto: "Reflexión sobre la vida". Por supuesto, me ha llamado la atención y lo he leído. Lleva su carga de humor, pero el mensaje con el que comienza, tanto mi familia como yo también lo tenemos claro, no vamos a permitir o influir que vuelva a estar intubado, siendo que el órgano que no tiene más energía es su corazón. Demostraría un apego egoísta, bajo su sufrir físico y emocional.
Aquí os dejo con el documento.

LA EUTANASIA Y LOS JÓVENES

> Anoche mi mamá y yo estábamos sentados en la sala hablando de las muchas cosas de la vida... entre otras... estábamos hablando del tema de vivir/morir.

> Le dije: 'Mamá, nunca me dejes vivir en estado vegetativo, dependiendo de máquinas y líquidos de una botella. Si me ves en ese estado, desenchufa los artefactos que me mantienen vivo. PREFIERO MORIR'.

> ¡¡Entonces, mi mamá se levantó con cara de admiración ...Y me desenchufó el televisor, el DVD, el cable, Internet, el PC , el mp3/4, la PlayS , la Nintendo DS , el teléfono fijo, me quitó el móvil , el ipod y me tiró todas las cervezas!!!

> ¡La madre que la parió! ...

> ¡¡¡¡CASI ME MUERO!!!!
 
Supongo que tanta ternura y amor ha de ser digerida como una bonita compañía durante una longevidad superior a la que su raza otorga. Pues el que desaparezca su cuerpo no quita que su alma permanezca siempre en nuestro corazón. Al igual que dicen que al dividir el amor éste crece y se multiplica, el que Rufus se lleve un trozo de nuestra alma significa que ella crecerá.
Hasta pronto!

martes, 20 de octubre de 2009

Espiritualidad vs. religión


Cada día es un paso para elegir avanzar o retroceder. Me refiero con esto a avanzar hacia las respuestas que, de tanto en tanto nos surgen, esas que, en algunos, ya desde pequeños, nos increpan, nos mueven.
No siempre nos hemos de fijar en la forma en que avancemos, pues a veces, el retroceder un poquito, nos da el impulso, a modo de "carrerilla", para saltar varios obstáculos y crear un verdadero avance, aquél con el que sientes algo "mágico" en tu interior. No hay una única forma de realizarlo, ni todas las que se nos crucen u ocurran van a ejercer el efecto deseado, pero como "pista" te puedo decir que, si te enfocas en comportarte de la manera en que quieras ser, verte, mostrar a los demás, acertarás. Fíjate como eso lo ejerces a diario con la ropa que eliges ponerte cada mañana, comprar cuando decides cambiar o aumentar tu armario,...
Me cuesta creer que vayas a vestirte o a comprar ropa nueva para verte desagradable o fe@. Recuerda que, muchas veces no coincide cómo tu te ves, por lo que dudas, con cómo te ven los demás. Esto es fácil de ver cuando vas a comprar ropa con amigas y les pides opinión, ante tu indecisión, o por querer compartir tu gusto con el suyo, y no coincide, quizás funcione el comprar lo que te han aconsejado, a pesar de no sentirte bien del todo, o realmente no te lo pongas con cualquier excusa.
Si te fijas, siempre "funciona" escuchar a lo que te lleva el cuerpo, en todas sus comunicaciones: comodidad, elegancia, sencillez,..., cada conjunto lo sientes adecuado con una función: trabajar, pasear, jugar, estudiar, estar en tu casa...No utilizamos lo mismo!
Me viene a la cabeza un ejercicio bastante habitual cuando asistimos como protagonistas a nuestra boda! Dado que se trata de una ocasión especial, que no solemos ejercer cada poco, buscamos un atuendo especial. La mayoría de las personas se dirigen a expertos en el tema, con el consecuente gasto e inversión, como si eso garantizase mejores resultados tanto del momento como de su durabilidad! No obstante, hay muchas otras bodas, donde el acento está centrado en la apuesta por compartir esa felicidad desde "romper patrones sociales" y crear un escenario donde, sin dejar de ser nuestros protagonistas, podamos disfrutar más ampliamente en crear un "espectáculo" donde hayan coprotagonistas, más personas a intervenir y poder, con ello, saborear nuestra propia boda. Pues muchas veces la disfrutan y viven más los "invitados" que nosotros mismos! Parece como si no hubiéramos estado allí en todas las secuencias, se nos va la cabeza hacia "que no falle nada" y recogemos un cansancio y extrés tales que no disfrutamos del "día" como nos lo habríamos podido plantear.
Retomando el título del artículo, os dejo una parte de una reflexión de Secretia, con el link, por si queréis leer todo el artículo:
La religión es una institución que suele indicar lo que está bien y lo que está mal bajo la suposición de conocer las “leyes divinas”. La religión parte de la idea de que todo el grupo comparte exactamente el mismo juego de creencias y acata una autoridad en cuanto al modo de interpretar la realidad, unos maestros exteriores. La espiritualidad, sin embargo, es una experiencia, y como tal, es un aspecto personal. Cada uno extrae sus propias conclusiones de la vivencia espiritual. La experiencia espiritual es distinta para cada ser humano, y no puede ser encerrada en dogmas ni recetas. No hay más autoridad que uno mismo frente a la espiritualidad. Por eso hablamos del maestro interior.
Con esta lectura, puedes llegar a la conclusión de que espiritualidad sabe más a libertad, mientras que religión, a limitaciones. Después de todo, sabemos que hay más de una religión, por lo tanto, podemos ampliar la visión hacia el respeto y la parte de mensaje de amor, dejando el resto a lo que cada uno compruebe que le funciona para su unidad sistémica: cuerpo-mente-espíritu-emoción.
Hasta luego!

Antiguos patrones


Muchas veces, cuando me doy cuenta de que alguna fruta del frutero comienza a mostrar partes que se están estropeando, tiendo a heredar patrones antiguos, por lo que he de hacer un esfuerzo cercano al sentido común: comer y disfrutar la pieza que todavía no se ha dañado y la ya dañada limpiar la zona y utilizarla como parte de cualquier receta creativa: macedonia, zumo, mousse,...
No le damos importancia a esta acción, pero tiene un mensaje, una "coletilla". Se trata de hacernos caso en la intención con la que compramos la fruta (o cualquier otro alimento): alimentarnos, disfrutarla, nutrirnos en esa medida...
Si nos hemos propuesto comer ese tamaño de pieza, al rebajar la parte estropeada, ya estaremos regateando una parte, por lo que, probablemente busquemos un sustituto (otra pieza, una pieza de chocolate, una galleta,...) o simplemente nos quedemos "a medias".
¿Sigues sin darle importancia?
  • Fíjate que, esa pieza que comienza a estropearse ya no es atractiva para los demás integrantes de tu hogar, incluso puede que se les quiten las ganas de coger otra en buen estado. Esto te hace llegar a la conclusión de que estarás cooperando en contra de la "lucha por la alimentación mediterránea", esa que tan admirada es por los americanos, por ejemplo.
  • El balance ganar/ganar, cae en picado. Has gastado un dinero para invertir en una alimentación sana y equilibrada y no lo has podido llevar a cabo. No es substituto el comprar fruta envasada o en forma de zumos, es otra "trampa" de la comodidad, que nos aleja de su propósito final, o bien nos presenta un pseudoobjetivo: comer fruta para nuestro equilibrio natural, contra un mero maquillaje que nos "exculpe" de nuestra responsabilidad ante un componente muy primario en nuestra salud.
  • Ecológicamente, también estamos "fallando" y alejándonos de lo natural.
  • Hemos creado un plan y "pasamos de él" a la primera de cambio: no le damos ninguna importancia; nos enfadamos y dejamos un tiempo de comprar fruta; creamos un discurso de compromiso en nuestro hogar hacia la obligación de comer fruta, en lugar de transmitir la oportunidad y ventajas de comerla...
 No se trata de la fruta, de la alimentación,...más bien se trata de trazar un plan y seguir con él, o bien cambiarlo a nuestra voluntad, no contra ella. Esto te garantiza un bienestar, un desbloqueo directo desde tu deseo hacia su realización: conseguir aquello por lo que has estado apostando!
Siempre puedes encontrar la esencia en lo sencillo! Lo sencillo invita a adornar, ampliar, mejorar,..., pero es la parte esencial, el resto es personalizar, recrear, darle otra forma. Elije la tuya!
Si practicamos el dar y darnos importancia, ocuparemos nuestro crecimiento en "crear". Cada pensamiento es creativo, tu opción es conducirlo hacia ser constructivo o destructivo. Crea tu fórmula mágica para improvisar tus propios patrones de conducta, puedes compartirlos, variarlos, cambiarlos, probar,... Y no olvides, de vez en cuando, parar, reflexionar y coger energía para continuar tus metas, para continuar con el guión que deseas para tu vida.
Hasta luego!

viernes, 16 de octubre de 2009

El cambio


No es de extrañar que nos cueste el cambio, el cambiar. Somos animales de costumbres, ¡unos más racionales que otros ;)!!! Contra más flexibles nos mostramos al cambio, más ligeros nos sentimos, andamos con menos apegos, menos pesos. LIBERTAD.
¿Por qué el cambio suele ser uno de mis protagonistas preferidos? Justamente en eso versa una de las características del coach: un experto en cambios. Y la explicación siguiente, es que la vida es cambio.
Se trata de vivir hacia la corriente y no en su contra.
Cuando somos conscientes de una necesidad, actuamos en consecuencia, para facilitarnos nuestro paso por la vida. ¿qué me dices de los vehículos? Pues eso, se crearon para facilitarnos trayectos, acortar distancias. ¿Y de las autopistas? Si ya habían caminos naturales!,... pues fuimos avanzando con carreteras mejor o menos equipadas, puentes... En esta línea: la ciencia, la medicina, la tecnología....¿Ves ya los cambios? FACILITAR.
Quizás necesitemos verlos desde el retrorvisor, quizás necesitemos más ruido, más volúmen, para ser conscientes de los cambios. VISIÓN.
No todos estamos igualmente equipados para responder hacia las situaciones y adversidades, cada uno lleva un caminar distinto, un ver las cosas personalizado, fruto de sus experiencias y enseñanzas. TOLERANCIA.
Te estoy conduciendo hacia la razón "del invento de la figura del coach", es otro avance más que surge de la necesidad de evolucionar de una manera más LIBRE, FÁCIL, VISIONARIA, TOLERANTE, RESPONSABLE Y RESPETUOSA.
Sí, ya nos hemos dado cuenta de que según como nos contemos las cosas, de nuestro estado de ánimo, de nuestra postura habitual de reaccionar ante las emociones,..., disfrutaremos o soportaremos. Es tan sencillo que parece de "perogrullo", pero de eso se trata, de no liar nuestra vida en una madeja infructuosa. Cuántas veces ha salido de nuestra boca la frase "Me gustaría volver a tener xx años, pero eso sí, con lo que ahora sé"! Cuántas veces miramos a jóvenes, adolescentes, niños y nos sonreimos viendo cómo están en su momento "dificultad", cómo se entercan en reaccionar de modo insalubre, doloroso, no resolutivo...hasta nos entran ganas de intervenir y resolverles, pues ya hemos pasado por ello y vemos desde otra amplitud de soluciones. Sin embargo, si intervenimos, sabemos que tan sólo les estaremos solucionando ese momento, no todos sus momentos. Eso en el caso que se nos permita intervenir, pues en ocasiones, no somos bien acogidos, y la guerrilla se torna hacia nosotros! RESPETO.
Esto sucede en todas las edades, nadie puede ser ayudado si no invitada a ello, sin el permiso, se torna como agresión.
Seguimos creciendo y muchas veces necesitamos adquirir la experiencia por nosotros mismos, aprender costosamente.CRECIMIENTO DOLOROSO.
Gracias a la mayéutica socrática, y, desde luego al "juego interior del tenis" desde hace ya unos años, disponemos de un buen maletín de herramientas. Un buen equipaje de viaje, un desparasitador, un antivirus, un Sherpa,... un entrenador personal que nos permite la elasticidad suficiente para estar "a punto" ante todas las aventuras que nos sucedan y queramos crear. Si observamos la vida como una aventura, tornará como cambia de color ver  retos donde antes veíamos problemas. Y con el poder de ser dueños de elegir, elegir inteligentemente.
Si somos flexibles, al igual que cuando somos pequeños, nos manejamos bien con todo y con todos, no nos entorpecemos y nos lo hacemos fácil. Qué curioso que muchas veces avancemos como los cangrejos, que tras un largo esfuerzo, acabemos las ganas y la ilusión por no recordar ya adónde íbamos, vamos que nos hemos perdido a mitad de camino, o en el transcurso y no recordamos adónde íbamos.
Bueno, bueno, sin prisas que si nos comemos la tarta en porciones, la podremos disfrutar y digerir, si nos la intentamos comer entera, la vamos a padecer y quizás vomitar, por lo que no nos aprovechará apenas y la sensación placentera cambiará por desagradable y molesta.
Retomando lo de los "animales racionales", tan sólo quiero añadir que, los humanos solemos vernos como animales de costumbres. Lo cómodo (en apariencia) es seguir siempre con el mismo horario, tareas, relaciones, amistades, conocidos,...aunque ya no nos hagan gracia o incluso molesten, parece que es más cómodo dejar todo como está que "movernos" y cambiar algo, por pequeño que sea! Vaya, eso no lo vemos así cuando se trata de planear las vacaciones (y mejor si nos acompaña un buen remanente monetario), seguro que la forma tiende a ser más divertida que aburrida...y, te recuerdo que es un cambio!
Ya sabes, si sigues haciendo lo mismo, obtendrás más de lo mismo!!!
Por varios lugares de este artículo, he suscitado, sutilmente, varias polémicas, lo sé. Es una invitación a crear un diálogo, que seguro será divertido y entrañable. Da tu primer paso, que de eso se trata, caminar, actuar...
Hasta luego!

jueves, 15 de octubre de 2009

Sobresaliente


Hace ya tiempo que me llegó un mail con el contenido que ahora os envío. En él se premia la mezcla de ingenio y humor, una fórmula de éxito seguro. Tomemos nota para los exámenes que nos presente la vida, no falla!.
Paso al detalle:
Examen de química.
La siguiente pregunta fue hecha en un examen trimestral de química en la Universidad Complutense de Madrid. La respuesta de uno de los estudiantes fue tan 'profunda' que el profesor quiso compartirla con sus colegas, vía Internet; razón por la cual podemos todos disfrutar de ella.
Pregunta: ¿Es el Infierno exotérmico (desprende calor) o endotérmico (lo absorbe)?
La mayoría de estudiantes escribieron sus comentarios sobre la Ley de Boyle  (el gas se enfría cuando se expande y se calienta cuando se comprime).
Un estudiante, sin embargo, escribió lo siguiente: 'En primer lugar, necesitamos saber en qué medida la masa total del Infierno varía con el tiempo. Para ello hemos de saber a qué ritmo entran las almas en el Infierno y a qué ritmo salen. Tengo sin embargo entendido que, una vez  dentro del Infierno, las almas ya no salen de él. Por lo tanto, no se producen salidas. En cuanto a cuántas almas entran, veamos lo que dicen las diferentes religiones: la mayoría de ellas declaran que si no perteneces a ellas, irás al Infierno. Dado que hay más de una religión que así se expresa y dado que la gente no pertenece a más de una, podemos concluir que todas las almas van al Infierno.
Con las tasas de nacimientos y muertes existentes, podemos deducir que el  número de almas en el Infierno crece de forma exponencial.
Veamos ahora cómo varía el volumen del Infierno: según la Ley de Boyle, para que la temperatura y la presión del Infierno se mantengan estables, el volumen debe expandirse en proporción a la entrada de almas.
Hay dos posibilidades:
1. Si el Infierno se expande a una velocidad menor que la de entrada de almas, la temperatura y la presión en el Infierno se incrementarán hasta que éste se desintegre.
2. Si el Infierno se expande a una velocidad mayor que la de la entrada de almas, la temperatura y la presión disminuirán hasta que el Infierno se congele.
¿Qué posibilidad es la verdadera?: Si aceptamos lo que me dijo Julia en mi primer año de carrera ("hará frío en el Infierno antes de que me acueste contigo"), y teniendo en cuenta que me acosté con ella ayer noche, la posibilidad número 2 es la verdadera y por tanto daremos como cierto que el Infierno es exotérmico y que ya está congelado.
El corolario de esta teoría es que, dado que el Infierno ya está congelado, ya no acepta más almas y está, por tanto, extinguido; dejando al Cielo como única prueba de la existencia de un ser divino, lo que explica por qué, anoche, Julia no paraba de gritar "¡Oh, Dios mío! ".
Dicho estudiante fue el único que sacó sobresaliente.
Estupendo! Chapeau!
Hasta luego!

miércoles, 14 de octubre de 2009

Videoclip de Manuel Carrasco A Dúo Con Malú "Que Nadie"

Como la cosa versa en compartir, os envío un enlace para que sintáis, durante casi 4 minutos, un mensaje que ha querido hacerme llegar una amiga y coach compañera, con la intención de llenar esos espacios que todavía tenemos disponibles en nuestra emoción, música, maestro!
Este es el link: http://www.youtube.com/watch?v=-K_kcCWh3yQ
Que lo disfrutéis. Hasta luego!

El Secreto Para Ser Feliz

Os hago llegar otra presentación interesante para quien esté en su momento "provechoso", para los que todavía no, paciencia, ya llegará. En la 6ª diapositiva, donde explica la presentación lo que es la motivación, radica el "truco": "debes de poner en práctica todo lo que dices que eres"...Si, como suele suceder, muchas veces no nos piropeamos muy provechosamente, (qué despistad@, torpe, difícil...que soy), podemos utilizar el marco "como sí", una especie de afirmaciones sobre nosotros de lo que nos gustaría ser, o mejor dicho mostrar de nosotros. Por lo tanto, si no solemos llamarnos inteligentes, agradables, cariñosos, triunfadores,...podemos ejecutar el plan en el que lo comencemos a pronunciar y a ser creadores de esa nueva realidad, tantas veces que ya sea una acción habitual en nosotros. Con esto ya habremos creado un nuevo formato nuestro con testimonios que darán fe de que lo somos, pues así actuaremos, y eso es lo por lo que precisamente se nos conocerá, por nuestros actos. Es tan sencillo como mostrar con nuestras vivencias, no sólo pronunciarlas. Se comienza por el pensamiento, y de ahí nos lo vamos creyendo, de manera que lo creamos y experimentamos. El crear un hábito tiene un recorrido constante de 21 días, sin hacer trampas ni atajos. El automatizarlo, para que ya sea parte de nosotros sin esfuerzo alguno (como masticar, caminar, tragar, pronunciar...) se consolida en 40 días. Propónte algo pequeño, asequible a tí y pruébalo, nadie mejor que tú lo podrá constatar.
Hasta luego!

Alucina

Una amiga, me ha pasado esta interesante presentación, que os quiero compartir. Con esta presentación, sin apenas explicaciones de lo que sucede para que nuestros ojos "vayan por libre" y nos alucinemos de que no se corresponde lo que llega a nuestro cerebro con lo que objetivamente estamos viendo. Se trata, precisamente, de constatar que hay partes de nuestro cerebro que todavía no conocemos, son partes de la ecuación diaria que poseemos y utilizamos, pero sin ser conscientes. Esto serviría de refuerzo al anterior artículo. Fijaos en cómo miramos y adoptamos la actitud. Con esta presentación, ya no quedan dudas de las múltiples interpretaciones y maneras de ver todo cuanto nos sucede y acontece.
Os dejo una cita de Steven R. Covey (El 8º Hábito, p. 236): "Cuando miramos a través del prisma de las debilidades de cada uno, hacemos que los puntos fuertes de los demás resulten irrelevantes y sus debilidades, más evidentes". Ahora ya sabéis que se puede mirar desde otro prisma, fijarnos en lo potenciador de cada persona, no en la merma: elevar nuestra mirada.

Conciencia de libertad


Viendo un programa de TV3, de la cárcel "Tres Cantons" han mostrado la vida allí de los presos. Uno de ellos, joven y con una condena con cargos derivados por la drogadicción, ha comentado que el simple hecho de poder ver las plantas, era algo impresionante, después de un tiempo de no disfrutar de ese contacto. Con esta vivencia, ha tomado conciencia de la de cosas a las que no les damos importancia cuando las tenemos a disponer. Ahora le parecía algo tan especial, que no dejaba de sorprenderle la sensación: una mezcla entre paz y un acento hacia el efecto de la privación ajena de libertad.
Otro preso, con un puesto ya distinguido en prisión, tenía la libertad del acceso a la nevera, para poder tomarse un yogur cuando le apeteciera. Explicaba la sensación que le daba el tener "ese privilegio": poder tener contacto con una nevera y comer sin ser la ración ni la hora dictadas.
Para otro llegaba ya el final de la condena, por lo que le iban dando días de libertad condicionados a regresar y volver a salir hasta obtener la libertad definitiva. Este expresaba el miedo a salir, a la extraña sensación de mirar hacia lo lejos, el notar como un mareo al no estar acostumbrado a mirar distancias largas en su largo cautiverio.
Si lo pensamos, la mayoría de guerras han tenido, como denominador común la libertad. La raza negra lo ha vivido muy profundamente. (Raíces)
La privación de la libertad, es uno de los castigos más ejercidos, por lo que ya nos lo autoaplicamos muchas veces, nos castigamos.
No nos suena raro el recordar castigos de pequeños hacia nosotros o hacia conocidos como "castigado contra la pared", "vete a tu habitación y recapacita", "como no te has comportado bien, te quedas sin ver la TV, o sin jugar a..." Por lo tanto, no nos ha de parecer ilógico, ante tal aprendizaje ancestral, el que nuestra sociedad practique como "castigo" la privación de libertad.
Ante nuestros propios castigos, los más sutiles pueden ser el no darnos permiso para actuar, para cambiar, para vestirnos de tal o cual forma, para opinar cuando se nos solicita, para probar cosas nuevas...Parece como si no confiáramos en nosotros mismos, en definitiva como si no nos quisiéramos lo suficiente.
La libertad va muy ligada al amor, tanto hacia nosotros como hacia los otros. Si no confiamos, no amamos. Si no permitimos, flaco favor hacemos limitando y limitándonos a nuestra propia experiencia y aprendizaje.
Muchas veces nuestro aprendizaje o experiencia no nos facilitan, sino que nos dan más orientación hacia la duda. Cuando tendríamos que utilizar nuestra experiencia de una forma más abierta hacia tolerar y observar más opciones. Un ejemplo, podría ser la confianza, y la despreocupación habitual ante la conducción de un mayor nuestro (nuestro padre, madre, pariente, taxista, conductor de autocar...). Una vez ya hemos adquirido el aprendizaje para ser nosotros capaces de conducir, nuestra actitud hacia los otros conductores, de repente cambia, ya no tenemos tanta despreocupación, ya vemos un montón de factores "peligrosos". Sin embargo, estas personas ya tenían nuestra confianza, y un poquito, hemos dejado de creer en ellos en este aspecto, pues el conocimiento por nosotros adquirido, nos ha llevado a ampliar nuestra visión en cuanto a peligros, sin ampliarlo a su vez, hacia la confianza en algo superior a la persona que lleva el vehículo,...a eso que llamamos suerte, situaciones especiales. Como quiera que lo llamemos, si alejamos los "marrones mentales" y no los atraemos, el viaje será mucho más placentero e incluso podremos reaccionar en colaborar ante cualquier momento inesperado. Verlo como que nuestra presencia ha sido de ayuda, y no desde la desconfianza o el temor. ¡Vamos que no hemos de crecer unilateralmente!, hemos de adoptar la responsabilidad de vaciarnos de las zonas "oscuras" para dar cabida a las capacitadoras, esas que nos darán energía suficiente para vivir y no conformarnos con sobrevivir!!!
Hasta luego!

sábado, 10 de octubre de 2009

Mimos


Se acaba el verano, se acorta la luz diaria, se aleja el pensamiento vacacional: sus planes, sus sucesos,...y se acerca la rutina, que no tiene porqué, pues podemos elegir innovaciones! Las tendencias, el movimiento que solemos automatizar varía desde "nuevos trapitos", apuntarnos al gimnasio a recobrar un poco la línea ahora más curvada (lo de las croquetitas, las cervecitas, los refrescos, los platos típicos de nuestros lugares visitados...), suministrarnos en tiendas de chuches para endulzar la "penita otoñal", los cafés y tés con buena compañía, visitar centros de estética para sentirnos mejor con nuestro aspecto físico y ayudar un poquito a nuestra salud y autoestima, apostar por nuestra puesta a punto mental: revisar cursos donde continuar nuestro aprendizaje guiado (tanto para aumentar nuestra parte profesional, como darnos caprichos hacia vocaciones a las que no nos hacemos caso), hasta desarrollar nuestra parte espiritual con colaboraciones en diferentes proyectos sin ánimo de lucro (voluntariado en diferentes centros: geriátricos, Cruz Roja,...). Todo esto, a pesar que parece muy estresante, nos lleva a un equilibrio total de nuestra unidad sistémica: cuerpo-mente-emoción-espíritu. Si cultivamos todas nuestras partes, nos va a permitir tener un punto de vista hacia nosotros y nuestra familia muy diferente, mucho más amplio y elevado. Eso de utilizar nuestro tiempo con la vida de otros (critiqueos, juicios precipitados, quejas, dejar injusticias pendientes, crear situaciones injustas,...) ya no va a ser una de nuestras ocupaciones, no lo vamos a ejercer, estaremos tan llenos de valor y coraje que vamos a proyectar vida y ganas de vivir a cuantos nos rodeen. No nos faltaran anécdotas ni aventuras que compartir, vivencias...de pronto no será necesario tener que recurrir ni a las noticias de la TV para tener argumentos con los que hablar de algo, ni a los vecinos desagradables, ni a disputas en casa por ver un programa u otro, ni adicciones donde restarnos un trozo de salud..., nuestra vida estará tan completa que tendremos para "dar y vender". Lo mejor del caso es cuando aterricemos en la cama, será en plan "Snoopy" ¿Te acuerdas cuando se elevaba por encima de ella e iba cayendo como una hoja de un árbol, en forma de oleaje suave hacia la cama, y cuando se posaba en ella, ya estaba dormido? Será como convertirnos en un generador de energía, con lo que ya te puedes olvidar de costipados, dolencias,...El truco está en organizarte, para poder cubrir también tus ratos de ocio y familiares, sin rigidez, con flexibilidad, espontaneidad, crear un planning totalmente adaptable a cualquier situación "extra". Para ayudarte a tu organización, te puedo recordar el consejo de Steven Coovey de la rama de la PNL, donde coloca en un contenedor transparente (puedes probarlo con un bote alto de cristal) una serie de objetos que parece que sea imposible que vayan a caber. El contenedor representa nuestro espacio temporal de cada día, los objetos mayores (pelotas de ping-pong, piedras, canicas grandes) representan lo más importante para nosotros (familia, trabajo, necesidades diarias), los objetos menores (piedrecitas, arena, algodones) representan temas secundarios (aprendizajes, citas, reuniones, correo, hobbys) y los menos urgentes, por poderlos posponer y variar dosificando en dias semanales o incluso en meses el ejercerlo (viajes, estética, gimnasio, visitas a familiares y amigos) podrían ser líquidos. Cuando vemos tantas cosas de relleno para colocar en tan poco espacio, nuestra reacción en que no van a caber, por lo tanto, lo primero a colocar es lo de mayor tamaño y así sucesivamente...Eso es lo que hemos de hacer con nuestras tareas diarias, así de simple: organización! Ánimo con la experiencia, ve tomando nota y lánzate!
Hasta luego!

viernes, 9 de octubre de 2009

Notas a considerar para nuestra alimentación


Desde hace muchos años, nos fijamos en cuanto a nuestra dieta alimentaria en la medición de calorías. Esta dieta pierde muchos aspectos importantes a tener en cuenta, como la interacción de los aminoácidos, la combinación de nutrientes prohibidos (malas digestiones y aumento de peso), la forma de cocinarlos...Os enlazo un artículo que se fija en la combinación y cocción especial a tener en cuenta de ciertas substancias, para que no sean antinutritivas.
Artículo diferente, para variar!

Hacer inventario


Una de las actitudes que solemos pasear es fijarnos en la merma, en lo que creemos que necesitamos. No se trata de andar por nuestra vida mirando hacia fuera, de esa manera siempre habrá quien tenga más o hasta quien, teniendo menos, nos apetezcan cosas que sí tienen. ¿Has hecho inventario ya de lo que tienes? Eres consciente de la de cosas que posees y lo afortunad@ que eres (revisa y revísate, préstate la atención que requieres).
Acumulamos tanto lastre,  tantas cosas con la excusa del "por si acaso", que llega un momento en el que nos agobiamos, que perdemos el tumbo de nuestras propias pertenencias, tanto interiores (valores, virtudes) como exteriores (físicas, materiales). Es una forma de comportarnos tan entrenada que lo llevamos a generalizar en todo nuestro comportamiento, me refiero a que incluso actuamos así con nuestra relaciones. Esta mañana, sin ir más lejos, comentaba con una buena amiga el empeño en unificar para todos las mismas creencias (como si las creencias no fueran una herramienta truncable a nuestra evolución, algo a facilitarnos y no a entorpecernos y limitarnos), a juzgar si çanimo de crítica, el curso de la vida de otros, al tiempo que limitamos los permisos hacia la nuestra. Un buen día, alguien nos explicó que la relaciones de pareja, han de ser "para siempre" (hasta en los cuentos!), con lo que los hombres que no siguen esta pauta, se les suele tildar de "mujeriegos", me reservo el nombre que se les da a la mujeres, por no descarrilar el asunto y saltar con la diferencia aún existente entre sexos, seguro que ya sabes a qué me refiero. Retomando el asunto, aunque la sociedad contemple las parejas de hecho, las separaciones, los divorcios,...tal es el mensaje incustrado en nuestras creencias, que todavía nos llenamos de culpas y malestares ante tal cambio en nuestra vida. Si nos fijamos en la naturaleza, podemos encontrar cientos de ejemplos,. tanto en aves como en mamíferos que, por su naturaleza eligen vivir con una pareja, o bien en comunidad e ir alternando de pareja. Ello no les impide sentir que es lo natural, o cuestionarse su conducta, o temer ser expulsados del grupo. Para respetarnos y respetar, hemos de tolerar las diferencias que cada uno de nosotros tiene como característica propia (por algo un buen día elegimos esa pareja). Si mantenemos una relación completa de vida con otra persona, ésta no ha de ser menos valorada por su temporalidad: hay personas que comparten su vida con diferentes parejas (vemos natural amar a todos nuestros hijos, pero no a todas nuestras posibles parejas!), otras que eligen una pareja de por vida. No hay nada de mejor ni peor en ellas, se trata de saber cuándo esa relación se ha acabado, por las circunstancias que sea, y darnos permiso para continuar, sin perder media vida en "corregir" algo que no tiene que ser tan doloroso (siendo aceptado como natural), en empeñarnos a sacar las cosas de quicio, a mutilar nuestra libertad y aceptación, a ejercer el apego a la otra persona, aunque racionalmente sea insostenible...
Son tantas las cosas y sentimientos que hemos de reciclar y desprendernos que, el no ser conscientes de ello, nos lleva a situaciones de sentir un agobio por todo lo que nos rodea, sin encontrar explicación a esa nueva manera de vivir constantemente en desagrado, el notar que nos cuesta un montón tomar decisiones, estar de buen humor, el sentir cada vez más continuo que todo nos molesta, siendo conscientes de que muchas veces no tenemos explicación para ese estado, simplemente lo vemos todo "gris"...vivimos en un otoño atemporal. Si aprovecho la palabra "otoño" y me fijo en la naturaleza, puedo observar y aprender de ella que es una época en la que se despoja de lo viejo, para dar una entrada a lo nuevo. Realmente, lo más sencillo y lo que tenemos más a la vista es lo que menos apreciamos. El tender a la sencillez, es una buena fórmula para nuestro bienestar, para nuestra alas...Si escuchamos a nuestro cuerpo, cada vez que tenemos casrgada la espalda, gases, articulaciones doloridas...sí! Todo eso que muchas veces achacamos a la edad o a una mala postura, no es más que una información a la que nos hacemos los sordos: quítate peso, revisa lo que ya no te sirve, renueva las cosas...Claro, el acumular, muchas veces está bien visto como previsión: acumulamos en el bolso, en los armarios, en los altillos, en casa de familiares, en la segunda vivienda, direcciones de correo que ya no usamos, tnos. en el móvil...¿Cuántas cosas mantienes, sin otra explicación, que llevas años sin utilizar? Hasta incluso que ni sabes que las tenías!Haz una prueba, ponte manos a la obra (la acción siempre es reconstituyente del estado de ánimo), ahora es una buena época, aprovecha el cambio de armario y...si quieres me lo comentas, pero sé que funciona. Una vez lo hayas aprovado desde la acción exterior, quizás ese relax y bienestar te lleve al paso de lo interior. No lo dudes, sería un muy buen paso. Apuesta por ti, y ganarás seguro.

Hasta luego!

miércoles, 7 de octubre de 2009

A mi hermano, el que está en el cielo


El amor de mi hermano ya no tiene obstáculos para que sea parte de mí, está instalado en mi pensamiento, cuando nací él estaba para recibirme,... mi hermano, el que ya no está físicamente en este mundo. También me recibieron mi otro hermano y mi hermana, con los que aún tengo la oportunidad de crecer con ellos y sostener su amor.
Hace ya días que no hablo con él, sé que está a mi lado, pero he seguido mi camino sin solicitar su apoyo, aunque sé que lo ejerce. En breves días se cumplirán 11 años desde que transformó su energía en etérea y tuve que habituarme a relacionarme con él desde otro lugar, pues ya no dispone de materia. No voy a omitir la de veces que me he abrazado a un ropero, cerrando los ojos, para agarrarme a algo y sentir más fuerte su presencia...el desespero que proporciona el apego al contacto humano, pues cuando tenemos a disponer nuestros seres queridos, parece que siempre estemos a tiempo de abrazarnos, mirarnos, sentirnos,..., lo vamos aplazando, y no pensamos ni sabemos qué momento ha reservado para que ya no podamos continuar con esa relación. Me acongoja todavía recordar  su despedida terrenal...me apretó la mano, mientras me miraba a los ojos...sin yo saberlo, esa fue su despedida. No sé si un día alcanzaré su maestría en la vida, pues me llevaba una ventaja de diez años y aún no me veo con su coraje, supongo que por eso sigo experimentando y aquí continúo.
El traspasar a otro plano paralelo de vida, donde no podemos racionalizar desde el nuestro, donde la eternidad es lo que rige y las emociones ya no cuentan, es un paso tan importante como el de nacer, se trata de nacer a otra forma de vida. El cómo nos lo contamos, habitualmente lleno de temor, pues no nos entrenamos hacia lo desconocido como algo que nos lleva a un modo de evolución de nuestro ser, está muy relacionado con nuestro día a día. No siempre somos conscientes de que cada minuto que estamos en este plano, es para llenarnos de experiencias, y no las voy a medir ni como buenas ni como malas, pues todas son neutras, todas nos llevan a un aprendizaje. El baremo bueno/malo es muy relativo en cada persona, nadie sentimos ni interpretamos igual, se puede parecer, pero ahí radican una serie de factores que son los que nos dan esa característica de únicos. Lo que antaño se calificaba de herejía y se castigaba, hoy se premia. Todos los que "sobresalen" en algo, por salirse de los patrones que dicta la sociedad, la cultura, la religión y nuestras figuras de autoridad, son admirados y muchas veces tildados de "genios". Tan es así, que gozan de unas ventajas en cuanto a éxito exterior, pero se suelen sentir solos en cuanto al interior, no encuentran un igual con el que compartir, más bien se sienten sometidos a un contínuo esfuerzo en seguir sorprendiendo, para continuar su éxito y con un temor a mostrar sus otros componentes menos dispares. Tendría mucho sentido dedicar un pequeño momento de nuestro día en anotar una especie de resumen diario, o alguna vez por semana. Tantas cosas nos pasan por alto que, cuando las escribimos, nos ayudan a calmar los desagravios (tanto hacia nosotros como desde nosotros), o al menos darnos la oportunidad de verlos bajo otra perspectiva menos dañina hacia nosotros mismos, y también a volver a disfrutar los progresos e ilusiones conseguidas. Puede parecerse a una especie de guión, pero en retroceso. Si lo piensas, este sencillo ejercicio, te ayudará mucho a crear con más datos el guión en avance, el de mañana o más allá, darle forma a tu futuro. Puede que sea el comienzo consciente de que eres el creador de tu día a día, en suma de tus días. Todo cuanto ahora te pasa por desapercibido, hace que no te responsabilices y te resignes a: "buena o mala suerte", o por la culpa de esto o de lo otro, incluso por la culpa de éste o de aquél...Ya sabes que no es así, que atraes cierto tipo de relaciones, de situaciones,...todo depende del planteamiento que hayas yendo incubando en tus pensamientos. Pruébalo, piensa con alegría, con agradecimiento,... verás como tu visión hacia tu alrededor cambia. ¿Verdad que no te das cuenta de que el aire que respiras es vital para tu existencia, y nunca te falta? ¿Verdad que hay días en los que te levantas y te "comerías el mundo"?, esos días en los que da lo mismo lo que se te ponga por delante que nada entorpece tu camino, tu bienestar,... días en los que estás potente y energizado para lo que sea, resolutiv@, voluntarios@... Ve pensando, que hay más!!!!
Hasta pronto!

El fruto del entrenamiento


Un amigo, me ha enviado un enlace en el que se representa la actuación de unas cheerleaders en un descanso de baloncesto. Me ha recordado otros vídeos que me han enviado, en los que sorprende mucho el nivel de implicación del equipo. Si buscamos un ejemplo en la naturaleza, lo podemos comparar con una bandada de aves, donde el vuelo que ejercen recrea el cielo con sus creaciones. La primera vez que vi algo tan espectacular, fue en un viaje al Vaticano con mis compañeras de equipo de coaching, donde fuimos testigos de la belleza en las acrobacias de unas cuantas bandadas que aparecían desde todos los puntos del cielo para reunirse en un punto. En el vuelo conjunto, formaban fantásticos dibujos, en un baile de unirse y volverse a separar incesante. Surgieron ante nuestros ojos totalmente espontáneas. Tal era nuestra expectación que compartimos el protagonismo, pues los que paseaban por la zona, disfrutaban de doble espectáculo: nuestras diferentes reacciones y las acrobacias de aquellas miles de aves.
Sin duda el trabajo en equipo, se nutre de una disciplina, organización y entrenamiento. El resultado es un coprotagonismo, donde nadie recibe más valoración que otro, pues se trata de la magia de un movimiento uniforme entre todos los miembros. Seguro que nadie piensa que estas chicas han nacido con estas dotes, pues el resultado es fruto de una ilusión de crear algo conjunto donde cualquiera de los integrantes sea responsable de su parte, un bonito formato que da significado a la frase: "el equipo hace la fuerza". Fijaos en la reacción del público que muestra la cámara, la energía que se manifiesta, no se ven rivalidades ni disputas, más bien festejos de unos, sorpresas de otros y admiración de todos. Un buen intermedio para un partido, por el elemento sorpresa de más de lo esperado. Esto sucede en la vida cuando nos predisponemos a pasarlo bien, nos llega más de lo que habíamos planeado, pues siempre la vida añade algún ingrediente y nunca deja de sorprendernos. Todo está en cómo lo traducimos, pues no siempre somos conscientes del mensaje que acompaña a cada situación, o nuestra interpretación sólo contempla aquello que estamos dispuestos a ver: lo más entrenado. ¿Qué tal si vamos cambiando y ampliando nuestras interpretaciones? Quizás descubramos ingredientes para nuestro paladar hasta ahora desconocidos o desapercibidos.
Hasta luego!

lunes, 5 de octubre de 2009

Adquirir conocimientos




El adquirir conocimientos, nos lleva, sin duda a ampliar nuestro campo de oportunidades. No siempre tienen que ser directamente aplicados o en el momento en que los cursamos, puede ser que, tras entrar en contacto con el tema que "nos ha llamado", más adelante, veamos una relación (puedes tomar como ejemplo el artículo de Steve Jobs). Puede que en ese curso nos topemos con otros conocimientos que sean los que verdaderamente vayan a ser de nuestro interés, como una especie de dar la vuelta hacia algo que pueda denominarse "esto, por fín es lo mío", no tenía ni idea de que me gustara o de que existiera, pero me encanta, me llama la atención de manera especial. Si esto lo aplicamos a los sueños, parece la interpretación que aplica Freud: aquel objeto que está en una esquina, que no nos llama la atención, en verdad es el protagonista de nuestro sueño, pero muchas veces nos fijamos en la parte central y no tenemos más ojos para el resto (tozudez).
El enlace (lo hallarás clickando el título del artículo) habla de cursos on line gratuitos, pero también los hay presenciales. Quizás el contacto humano nos lleve a más oportunidades de relacionarnos más activamente, conocer y darnos a conocer, pero los on-line, de manera más discreta, también nos pueden ofrecer esta manera de crearnos "oportunidades". Uno de los medios "más de confianza" de los que disponemos, es el boca a boca, nos implicamos más que viendo recomendaciones o ideas en una revista, en la TV, en un comentario de un conocido...Piensa que cuando hablamos con personas inmersas en el tema, nuestro pensamiento corre 1 paso: el 1º ya lo adquirimos en el pensamiento, por lo tanto el 2º que ganamos es cuando ejercemos la comunicación, nuestro feedback (la palabra), por lo tanto ya tan sólo nos falta el 3er paso (la acción), que será la opción de planificar y organizar nuestra idea.
Para aumentar el dicho "el aprender no ocupa lugar", añadiré y "amplia nuestro campo de visión", tanto para nosotros como para nuestro entorno (les damos a conocer o les podemos orientar). Como valor añadido, nos ofrecemos más oportunidades, crecemos interiormente y un premio: sube nuestra autoestima, pues no nos cerramos, nos abrimos a aquello que otros han tenido el coraje de emprender y nosotros lo continuamos. Quien sabe si un día no serás un innovador/a y crearás temas para enseñar a otros o, mejor dicho, no crees que ya lo has hecho en más de una ocasión, aunque sea a otro nivel???
Adelante con tus proyectos, quítales el polvo y airéalos!
Hasta luego!

El abrazo

El abrazo

He recibido una bonita presentación desde el corazón de una antigua clienta y me ha llegado la ilusión de compartirlo contigo. Tan sólo he modificado la transición, para que lo puedas ver sin clickar (también lo puedes ir clickando para elegir tu paso) y el final, donde suelen editar un chantaje emocional habitual: "reenvíalo a tropecientos para conseguir algo, de lo contrario perderás algo!!!". Como comentario a la presentación, cito los puntos en que el autor (desde Canadá) descifra la eficiencia de un abrazo:
  1. Protección, aquí pone como protagonistas a niños y ancianos, se fija en que son los que menos protegidos están, yo lo veo como que son los que menos manipulan el "dar", por lo tanto sus abrazos ofrecen más de lo que el autor interpreta.
  2. Seguridad, sin ella, las relaciones interpersonales se declinan, muy de acuerdo, pues la seguridad nace de la autoconfianza de la visión interior hacia cada uno, el saber utilizar nuestros recursos, ser dueños al conocerlos.
  3. Confianza, que nos permite avanzar ante los desafíos. La confianza es fruto del amor: querernos, querer, observarnos, vernos, no obviar, sino profundizar.
  4. Fortaleza, es un boomerang de energía. Es como compartir nuestra áurea, se trata en concentrarse en sólo sentir, dejar la mente en blanco, con lo quen o ponemos impedimentos a dar y recibir esa energía equilibradora.
  5. Salud, cuando no nos sentimos llenos, enteros, son vitaminas "en vena". ¿Recordáis el besito sanador de mamá cuando nos hacíamos daño de pequeños?, pues con el abrazo, no hace falta dirigirnos hacia una zona de nuestro cuerpo, llega a todas!
  6. Autovaloración, se trata de un reconocimiento "de y desde". Comenzar a quitarnos las etiquetas que no nos elevan e invitar a aquellas que nos descubran realmente quienes somos, o conducirlas hacia quienes queremos ser.
He añadido la canción "Always" de Bon Jovi, espero que te agrade.

domingo, 4 de octubre de 2009

Amigos


Hace ya tiempo que llegó a mis manos este vídeo sobre la amistad atravesando límites. Una amistad fuera de lo cotidiano, que refleja mucho amor hacia otro, en este caso un animal de los que se catalogan como "salvajes". Esto también sucede en la amistad entre las personas, cuántas veces nos reencontramos con personas a las que queremos y que hace tanto que no nos vemos...Cuando se trata de verdadera amistad, no hay distancia, ni en espacio ni en tiempo. Siempre está en nuestro corazón y, cuando acortamos distancia y tiempo y nos volvemos a ver, resurge en nosotros una inmensa felicidad, un recobrar esa energía que nos paraliza en el tiempo, que crea un lapsus en el que el reloj deja de estar presente. Hasta luego!

El "ciberbullying"


Parece que nos olvidemos que todos los excesos son malos. Otro anglicismo para nombrar otra forma de acoso con suficientes adeptos. Según el Injuve (El Instituto Nacional de la Juventud) el 26,6% de los adolescentes españoles lo practica o lo padece. Esta nueva forma de acoso se realiza a través del teléfono móvil, internet y otras nuevas tecnologías. El resultado son problemas de salud mental en los adolescentes, que pueden replicarse durante su edad adulta. Los datos informan sobre ansiedad, depresión, anorexia, bulimia y otros transtornos de conducta.
La adolescencia es el cambio de niño a adulto, es una etapa en la que el equilibrio emocional se torna muy frágil y en la que el entorno es su mejor o peor apoyo. A este cambio físico, mental y emocional, en el que muchos, a su edad adulta todavía siguen en conflicto, sería muy interesante y creativo hacer balance de dónde se está y elaborar un plan de organización holística para retomar la ruta, el camino que nunca es tarde para replantear. No hay una edad justificada para cada persona, tampoco es para el sexo, pero nos podemos fijar desde los 10 años hasta los 20 y pocos. Parece un sector muy amplio, pero cada persona tiene un avanzar distinto y, dentro de la particularidad de cada uno, hemos de entrever que, en sus diferentes aspectos de la unidad sistémica (cuerpo, mente, espiríritu y emoción) no siempre van acompañados. No nos podemos guiar por "lo general o habitual". Solemos pensar que las niñas inician antes su cambio y que éste sea desde su físico. Por lo general, suele ser antes de que se exteriorice, por lo tanto su cambio físico suele ser precedido por su transformación emocional. Casi no lo detectamos, notamos ciertos "avisos aislados" que no tomamos en consideración, no nos llaman mucho la atención. Ciertamente, si mantenemos una relación abierta y comunicativa, creceremos junto a ellos y nuestra reacción será mucho más paralela, sin tantos estragos como si nuestra relación es más distante o mediante intermediarios: abuelos, canguros, horas extraescolares, ...
No es extraño oir de algunos padres: "No sé quien es mi hijo", no lo entiendo, pero de repente no se puede hablar con él, no como era antes, ya no sé quien tengo delante, no le conozco, es como si me lo/la hubieran cambiado. No se trata de que lo haya abducido un extraterrestre, más bien de una porción de tiempo suficiente como para que nos hayamos perdido en algún momento importante en el que nos necesitaba y no lo ha sabido expresar. No ha de ser preocupante, todo lo contrario, ha de ser motivo para que también nosotros cambiemos nuestra actitud, hagamos un esfuerzo de acercamiento desde su nivel, no utilizar la jerarquía, ir hacia la empatía, hacia el "buen rollo". Con esto no quiero decir que creemos una relación de "amén" a lo que nos digan, para eso somos los adultos de la relación, más bien se trata de crear una relación de iguales, donde demos y solicitemos apoyo, restablecer esa posición de responsabilidad en la que expongamos nuestra "no maestría en la situación" para así hallar por parte de nuestro hij@ una colaboración enfocada hacia la solución, no hacia el conflicto e ir echándonos pulsos. Si les mostramos nuestra parte de predisposición, nuestras ganas de acercamiento desde la humildad y el cariño, una y otra vez, van a encontrar en nosotros aquel amigo con flaquezas y valores, tan capaces y sensibles como ellos, sin necesidad de ponernos ni el disfraz de superman ni el de ogro, víctima, o cualquier otro que nos acerque a la ficción, pues el fingir es una postura difícil de sostener en el tiempo, y siempre nos lleva hacia su desconfianza. Ya sabemos que la confianza lleva al amor, y que el amor lo sana todo y a todos. El aislamiento típico del adolescente se acrecenta cuando no sabemos acortar las distancias, no hemos de poner tan difícil el recordar esa época que todos hemos pasado, con un poco de empeño en acercarnos, será más fácil a la vez que una bonita experiencia en ser partícipes de una aventura de la que, de no haber tenido una grata adolescencia, poderla enmendar desde la satisfacción de ofrecerla a nuestros hij@s.
Ya seguiremos!!

jueves, 1 de octubre de 2009

"Sin brazos"

Esto no va de cachondeo, me refiero al chiste del niño que aprendía a ir en bicicleta y, para exhibirse ante su madre, le decía: mira mamá! sin manos (y el niño soltaba el manillar de la bici), sin piernas (y abría las piernas en arco), el siguiente paso era: sin dientes, pues del morrazo que se daba la criatura era lo que se suponía!!! Seguro que lo habéis oído alguna vez, a mí no se me olvida, porque ya me veo la mamá yendo al odontólogo para arreglarle las piezas de la boca!!!.
Se trata de traer conciencia a nuestra vida de todo lo que tenemos a disponer, de lo completos que estamos y lo poco que lo observamos y valoramos. Más bien tenemos una ceguera constante de todo cuánto poseemos y no le prestamos atención, se archiva en el capítulo de "lo normal". El vídeo que os presento, no es para entristecer ni para que vayáis por la vida a cada instante dando las gracias por todo (que no iría mal!!!), más bien para que veamos (aquí me incluyo) lo que somos capaces de hacer con un entrenamiento, con un creer en "yo puedo". Seguro que cuando lo veáis, le daréis mucho valor a esa persona, y quizás os dure 5 minutos y os quedéis con la "anécdota". Se trata de que interioricéis el significado de que, cuando deseamos ir hacia adelante, de sentirnos independientes, nada, salvo nosotros mismos, puede obstaculizar ese camino ("aquí sirve mucho la frase "somos nuestro peor enemigo"). Lo habitual es que, para según qué metas queramos conseguir, nos pongamos todo tipo de excusas, obstáculos: es que ahora no tengo tiempo, es que para estudiar esto son muchos años, es que yo no valgo para esto, es que no me va a salir bien, es que el curso es muy caro, es que ya tengo mucha edad..., es que ahora los niños son muy pequeños y he de estar por ellos (a mí que me zurzan, así les daré mucha calidad de mí a ellos, la que yo misma me brindo, !¡ya respiraré mañana, ya seré feliz mañana...), tanto mantreamos estas excusas, que muchas veces nos convencemos. Si esto ocurre, nos mermamos, crece en nosotros un sentimiento de pobreza, de limitación, de fracaso...y ese suele ser el comienzo de caminar contra nosotros, de no ir hacia nuestro bienestar, nuestro creer en nosotros mismos, nace nuestra ansiedad, el acomodarnos con lo "justo". Para razonar qué es lo justo, no hay un patrón básico en el que nos sintamos satisfechos, me explico: no se trata, por ejemplo de "si mi papá es médico", yo médico especialista, si mi marido es albañil, mi hijo arquitecto, yo soy bailarina porque mi hermana pinta cuadros,..., nada es lo mismo para nadie, se trata de cada uno ver lo que le satisface, y ser conscientes de que no tiene que ver nada el tener más que el otro, sino de tener lo que a uno le satisface, aquello con lo que se siente realizado. Es como soñar despierto y aplicarlo, traerlo hacia la realidad. Primero pensamos en qué sería lo que nos gustaría ser y, aunque los ejemplos que he puesto hayan ido hacia distintas profesiones, mucho más amplio, y su esencia, sería pensar en vernos como nos agrada, tanto recogiendo actitudes y comportamientos de otros que nos agrada, como ser auto creativos, definiéndonos a medida que avanzamos en la vida como seres únicos y evolucionados. Si echamos mano a la responsabilidad hacia nosotros mismos, todo nuestro entorno notará en nosotros una grata compañía, alguien con quien contar, sentirse bien, sonreír. Notaremos como un imán de situaciones agradables, conoceremos personas que, quizás hayan estado siempre ahí y no nos hayamos fijado, también ellos nos conocerán, o reconocerán. ¿Te has fijado cuando un bebé se ríe cómo te traslada un poquito de esa felicidad y te sonríes también? Qué grato es..., por un instante, apartas todo conflicto interno y te dejas llevar por esa felicidad, por ese "desarmamento total", por esa paz...
No me alargo más. Para que podáis ver el vídeo, os dejo este link, pues es del año pasado y ya no lo localizo disponible en youtube, por lo tanto podéis descargarlo en vuestro ordenador, o simplemente abrir el archivo, cada cual lo que quiera.
Hasta luego!


-Download NoarmsMILF2-0-4552.wmv

Cara a cara con la violencia


Cada caso, cada situación, tiene su momento. No se trata de reaccionar ante las afrentas con violencia, ese es un recurso al que, ante situaciones limítrofes, solemos echar mano. Más bien se trata de dosificar nuestras emociones, no abusar de ellas. Si observamos que nos estamos acalorando, que estamos a punto de "estallar", tras coger aire y oxigenarnos, la mejor postura es salir de esa trampa, descifrar el mensaje que hay tras esa emoción: rabia, miedo, alegría, culpa, impotencia... e intentar verlo desde la postura de observador (no personalizar tanto, quitarle peso). Si separamos las emociones de la situación, las podremos fluir mucho más airosamente, de lo contrario, nos veremos en muchas situaciones de las que no nos sentiremos muy orgullosos y que se alejarán de nuestro bienestar. Lo suyo sería actuar en cada situación de la manera que mejor nos definiese. Esto revertería en una mayor autoestima, en un sentimiento de bienestar habitual, en una paz interior. Quizás "pinte" un poco simple o nos confunda hacia lo "santurrón", nada de eso, se trata, justamente, de hacernos la vida más fácil, de poner nuestro empeño y dar valor e importancia a todos los detalles, no cerrarnos puertas ni negarnos hacia otras opciones. Contra más practiquemos y conozcamos, más averiguaremos la que más se aproxime a la nuestra. Ponernos tozudos ante la primera intentona, o la segunda, o..., será una forma de perder el tiempo, de no avanzar. Si, al contrario, apostamos por la tenacidad, veremos que esa situación que, hasta ahora era insoportable, ya no nos molesta, irrita, agobia...igual, será como si hubiese ocurrido un milagro, pues la situación la veremos resuelta sin esfuerzo ni malestar. Lo notaremos en nuestras relaciones, nuestro estado de ánimo, nuestro humor, nuestras ganas de hacer...Se parece a esos días en los que nos levantamos y nos "comeríamos el mundo", todo lo que se nos presente va a funcionar, no nos va a entorpecer, será como si a un atleta le colocasen en la pista un montón de vallas que, al verlas, sigue avanzando sin ninguna complicación, pues es algo que ha entrenado, algo que ya no le supone esfuerzo, al contrario, le favorece, pues sigue entrenando, y llega allá donde se ha puesto.

Hasta luego!