viernes, 31 de diciembre de 2010

Las etapas de la vida junto a los árboles

Cada una de nuestras etapas muestra diferentes momentos. Cuando las ves por el "retrovisor" de tu vida, puede que las entiendas, sin embargo si ya tienes una percepción de lo "natural" que ello considera, puede que te resulte mucho más fácil e incluso pongas desde ti nueva creatividad. Cada uno reversiona las vivencias según sus propios modelos mentales y sus creencias, sin embargo, puede que todos estemos de acuerdo en que cada etapa muestra unas características comunes, sin el impedimento de disfrutarlas y fortalecerlas.
Te dejo con la presentación.
Un fuerte abrazo y fabulosa salida y entrada de año!!!


jueves, 30 de diciembre de 2010

Aprendizaje con apertura visual

Admirar la belleza, sin un destino marcado. Hablo de apertura de la perspectiva donde situamos nuestro baremo de "lo bello". Si te fijas, hasta en las fotos de personajes que no los catalogaríamos como "belleza", el autor las ha incluido. Tras la reflexión en TODO lo que nos rodea, es difícil no apreciar el encanto de cada atisbo que se postra ante nuestra mirada. Ser presentes en cada momento de nuestras vidas, tornar la mirada con un nuevo propósito: disfrutar de cada presencia y de cada instante. Para mí eso es la vida. Impregnarte de sensaciones, emociones, momentos: la suma de cada instante. De ahí que sacar la conclusión de que "correr" es acelerar el siguiente instante, para evitar vivir el que realmente te pertenece. Bueno, no voy a obviar que a veces corremos por habernos "estancado" en un momento feliz o momento en el que hemos empleado un tiempo que nos ha aportado conocimiento, reflexión o quizás compartir con otro! Luego es cuando para la siguiente acción hemos de comprimir el tiempo y "andar a la carrera que no llegamos"!!! También va bien eso de ejercitar las piernas! Sin embargo, dista bastante esta actitud de la de estrés, ansiedad, desequilibrio...Piénsalo con calma, si enfocas cada paisaje de tu vida como un nuevo acontecimiento, sin "buscarle los 3 pies al gato" y le vas dando la vuelta, será un entrenamiento válido hacia hallar tu fórmula de sentirte bien y crecer de las adversidades (resiliencia). Puede que seas una persona que no analiza las situaciones, pero te sientas agredida por ellas. O quizás seas una persona muy cognitiva y todo lo analices. En cualquiera de los casos, el buscar tu propio enfoque para tu aprendizaje, es decir que lo que te vaya sucediendo no "caiga en saco roto", revertirá en un crecimiento sí o sí desde ti directamente proporcional hacia ti! Te dejo con las fotos!
Un abrazo!!!

martes, 28 de diciembre de 2010

jueves, 23 de diciembre de 2010

The Digital Story of the Nativity

Ha llegado este simpático vídeo a mi correo. Cuenta, en versión moderna, la historia en la era digital de la Navidad. Buen plan estratégico, organización y formación del evento con las técnicas actuales.
Que lo disfrutes!


Un abrazo! Hasta pronto ;=)

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Feliz Navidad!!!

PARA VER LA FELICITACIÓN HAZ CLICK aquí y sigue los siguientes pasos:

1) Clic en la bola de nieve más grande.

2) Arrastrar las otras dos bolas encima de la grande, por orden de tamaño.

3) Clic en el muñeco. Y ...ya está.

Un abrazo

martes, 14 de diciembre de 2010

Música sin fronteras

Ya hace tiempo que llegó este vídeo a mi bandeja de entrada y hoy ha vuelto! Me gusta tanto que lo quiero compartir con vosotros. Es todo un espectáculo vibracional, una fantástica forma de compartir, de estar unidos en la distancia. No importa la cultura, el horario, la edad, el sexo. Sólo requiere una sincronía y una misma intención: el trasladar una emoción envolvente a una multitud.
Que lo disfrutéis.
Un abrazo y hasta luego!


Stand By Me | Playing For Change | Song Around The World from Concord Music Group on Vimeo.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Intención de mejora en la relación, su comunicación


Para tomar las riendas de nuestra felicidad vale la pena comunicar y no dar espacio a los malentendidos, dando rienda suelta a sentimientos y emociones nocivas a nuestro bienestar.
Muchas veces se tiene la sensación de no ser comprendido, o de vivir una vida a medias, al menos no plena. El amor es uno de los ingredientes que, con poco que le dediquemos, se muestra agradecido. Se trata de algo instantáneo. Es un boomerang que envías y te llega aumentado, pues se une a la satisfacción de tu proyección más la del otro.
Uno de los temas actuales que no deja indiferente a nadie es la alta tasa de separaciones y/o divorcios, sin tener en cuenta los matrimonios que no funcionan como ambas partes desearían.
Una forma de luchar contra esta sensación de conformismo es comunicar nuestras expectativas, renegociar y poner en claro nuestros sentimientos. No es natural que todo a nuestro alrededor cambie y pretender que nuestra relación pueda funcionar sin nuestras nuevas y adaptadas aportaciones.
Vemos que la moda retro, sigue apareciendo en varios aspectos de nuestra vida. De la misma forma, podemos aceptar como opción válida una carta a nuestra pareja. Con la mejor intención de apertura participativa.
Carta de una esposa a su marido
Me gustaría renegociar aquello que parece que en algún lugar, de un modo no escrito, he dado mi SÍ un día, en algún momento de mi vida. O quizás ha quedado “implícito” a lo largo de nuestra relación, hasta ahora.
Me gustaría seguir a tu lado, pero no por encima ni por debajo, sino JUNTO a ti. No deseo seguir mirándote bajo tus miedos en forma de limitaciones hacia el ser maravilloso que eres y escondes, que muchas veces te esfuerzas en disfrazar de ogro. Ni tampoco tener que desviar mi mirada porque no me los halles a mí.
Me gustaría que todo cuanto somos y pensemos no sea juzgado ni analizado desde nuestra parte destructiva, sino observado desde la constructiva: desde el apoyo y cariño mutuos, enriqueciéndonos. Desde esa alianza que debiera estar presente cada día en nuestros pensamientos de que seguimos eligiendo el estar el uno al lado del otro como lo más agradable y acertado.
He aprendido que la suma de dos puede ser un resultado diferente, me refiero a complementarnos, no a competir. Sumar fuerzas y no anularlas. Aquello que no nos agrade irá cayendo en desuso hasta desaparecer. ¿Sabes? Cuando competimos, ambos somos muy buenos echando el pulso, pero el resultado jamás se dirige al amor, más bien al distanciamiento y el vacío. Ya he aprendido que el enfrentarse no está dentro de mis elecciones.
Recuerdo, en mi infancia, que se estilaba soñar con lo que sería de cada uno de nosotros en una etapa adulta, tanto relacional, como profesionalmente. Entre los amigos solíamos ajustar nuestros deseos e ir añadiendo, ampliando, o variando, a medida que alguien aportaba algo nuevo que nos convencía y animaba. La pregunta solía ser ¿y tú qué serás de mayor? ¿Te casarás? ¿Tendrás hijos?¿Cómo será tu casa? ¿Dónde vivirás?...todo eran preguntas un tanto abstractas, pues el modelo que conocíamos en nuestras familias, muchas veces distaba de los cuentos de hadas. Por lo tanto, lo divertido era subir un poco el nivel de lo que se manejaba en nuestro entorno, sin embargo con los mismos conceptos y actitudes que veíamos!
En estos momentos de mi vida, entiendo que, por fin tengo más claros, (desde la experiencia de aquello con lo que me siento bien y me agrada, frente a lo que no estoy dispuesta a sufrir por más tiempo) aquellos puntos en los que asentar los pilares de mi relación contigo. Tantos terremotos, han movido sus raíces y ya no es un lugar tan seguro.
Me encanta recibir un latigazo de alegría en el corazón cuando te veo por las mañanas, o si ya te has ido, cuando me llamas, o recibirme con un tono de satisfacción cuando yo te llamo.
Me ilusiona poder compartir contigo mis aventuras y descubrimientos diarios, también los comentarios de temas menos circunstanciales, para recibir tu parecer y ampliar la experiencia.
Me colma percibir en ti una mirada de cariño e ilusión por estar juntos, unida a una sonrisa de confort, complicidad y reciprocidad.
Me gustaría que fuese más a menudo el ser capaces de innovar estados de ánimo en el otro, cuando éstos no reflejan nuestro estado de productividad más sereno y eficaz, con notas de humor y desenfado. A veces, un abrazo lo cumple.
Me calmaría el poder compartir esos proyectos en la confianza de que tu visión va a ampliar la mía, ni a mermar ni a criticar, sino siendo una observación constructiva.
Quisiera que manejásemos nuestro encanto personal como amigos que se eligen y enaltecen el uno al otro. Iniciar proyectos e ilusiones bajo el respeto a los valores de cada uno, sin pretender ser más importantes los del uno que los del otro. Tener en ti el sosiego de un hombro acomodador de esos momentos en que el alma parece haberse encogido, y no recibir más garrotazos de los que uno ya siente. De la misma manera que no fuese tan difícil desde ti que me solicitases ese hombro.
Sentir la libertad y dar libertad,… Ser, no pertenecer. Manejar el hablar de ti o de mí en términos de respeto y pasión por la naturaleza del otro. Ser fácil el hablar contigo, y no un obstáculo lleno de angustia y postergación.
En conclusión, me gustaría saber tu opinión, junto a tu aportación de aquello en lo que no haya tenido la astucia de poder ver y que sea bueno para nuestro nuevo comienzo como pareja. Y, ¿sabes? Renovar y limpiar nuestra mirada con lágrimas de felicidad ¿quieres?

Un abrazo! Hasta pronto!

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Las 7 Leyes Espirituales del ÉXITO (Deepak Chopra)

Quiero compartir con vosotros este vídeo que he recibido, para ese momento del día en el que os apetece un trocito de paz.
Que lo disfrutéis. Un abrazo.

sábado, 23 de octubre de 2010

La adultez

"Uno de los indicios inequívocos de haber madurado y de habernos convertido en adultos es abandonar, por tanto, la queja y el reclamo continuos y comenzar a practicar la gratitud, así como hacernos cargo de nuestra propia vida y asumir plenamente nuestras responsabilidades"
Esta cita corresponde al primer párrafo de la página 153 del libro Adolescentes "Qué maravilla" de Eva Bach Cobacho.
Si nos aplicamos esta receta, ¿cuántos de los que nos llamamos adultos no  vivimos en un estado cristalizado de "adolescentes"?
Todos los adultos, en depende qué momento y situación, manejamos las cuatro mentalidades: niño, rebelde (adolescente), adulto y viejo. Son mentalidades, formas de actuar que generamos inconscientemente.
La mentalidad niño es fantástica para improvisar, experimentar, ser creativos. Esto nos facilitará en muchos momentos de nuestro día: en el trabajo, en nuestras relaciones, con nosotros mismos.
La mentalidad rebelde bien llevada, es propicia para indagar más allá de las normas o situaciones cerradas, para poder aportar esa energía que a veces nos encasilla en un "modus operandi", quizás me atrevería incluso a decir que nos da esa chispa de distinguirnos y alejarnos de ciertos convencionalismos.
La mentalidad adulto, es aquella que manejamos cuando sopesamos lo que nos encontramos y, por tanto, elegimos. Mediante el diálogo y las situaciones, convenimos cuál es la opción más apropiada para nuestro cometido, es decir reflexionamos, no nos cerramos a nuestra única opinión, sino que nos enriquecemos con las de otros, con sus experiencias y también ofrecemos las nuestras.
La mentalidad viejo, es la que menos nos permite crecer, es aquella en la que nos ofuscamos con las cosas, las situaciones. Nos cruzamos de brazos y nos cerramos al mundo, no queremos saber nada!!! Como dice su propia esencia, no es constructiva, va en nuestra contra y nos muestra desagradables y obtusos, faltos de recursos.
Un buen ejercicio para SER, para responsabilizarnos de cómo actuamos, por lo tanto, de cómo vivimos, es fijarnos en nuestras reacciones. Una vez las conocemos, podremos rectificar hacia nuestro propio agrado y confort. No se trata de paralizarnos y actuar cada día igual: "más de lo mismo", seguro que te suena esta frase o la otra: "esto es lo que hay". Quizás en más de una ocasión no ta hayas conformado o te hayan irritado ambas frases. Pues ya sabes! Se trata de ir girando el volante de tu vida, si siempre sigues por la misma dirección, verás el mismo paisaje y ocurrirán cosas parecidas. Prueba a ver otros caminos, no es necesario hacer un giro de 90º, con pequeñitos notarás grandes resultados. Siempre si actúas distinto observarás otras cosas, experimentarás nuevos resultados, esto es crecer. Si nos quedamos en la cama, o lo que es lo mismo, vivimos automatizados al mismo patrón, vaya aburrimiento! Lo de quejarse no funciona, revisa tus quejas y verás qué poco haces con pronunciarlas o sentirlas. Ya sé que, muchas veces nos parece más sencillo revolcarnos en lo que no nos agrada que inventar nuevos trayectos, esa es tu elección, tu aventura!
Pequeñas dosis de constancia y compromiso son buenos aliados para construir una vida plena. Muchas veces nos agradan personas por cualidades que destacan en ellas y que nos gustaría adquirir. Es muy motivador probar esos valores que les vemos tan agradables en nuestra persona y, desde nuestras circunstancias, hacer una amalgama entre lo que nos proyecta esa figura y cómo nos sentaría bien en nuestra estructura: encajarla!
Darnos permiso, hacernos las cosas fáciles, es lo más sencillo. También te sonará la frase: "nos complicamos la vida!". El secreto está en HACER, el resto viene a continuación, nos proporciona la observación y reflexión, por lo tanto nos lleva hacia poder elegir con más detalles.
Después de todo ser adultos es una maravilla, nos permite utilizar conscientemente los recursos de que disponemos al tiempo que crear nuevos ¿por qué no? ¿recuerdas en tu infancia qué era para ti ser adulto? ¿y luego, en la adolescencia? Ja! pues ya has llegado! ¿qué parte te cuentas e inventas? ¿cómo lo llevas? ¿qué tal cariño y humor? Te invito a que le saques el traje serio y comiences a disfrutar o sigas disfrutando!
Un abrazo!!!

viernes, 1 de octubre de 2010

Puedes elegir


De la misma forma que creamos hábitos, con los que nos capacitamos y aprendemos a hacer las cosas de manera tan fácil que casi se automatiza (respirar, enfadarnos, amar, alegrarnos, entristecernos, caminar…….), podemos desautomatizar ciertos hábitos que nos perjudican y probar otras formas para sentirnos mejor. Esto no sucede, si no somos conscientes de que ese  comportamiento nuestro no sirve para nuestro bienestar. Quizá, cuando lo adoptamos nos servía, o  tal vez, tan sólo nos lo habían trasladado y no observábamos que no se “cosía” con nosotros. Lógicamente, el cambiar por cambiar no nos motiva. Sin embargo, para motivarnos en una nueva postura nuestra ante las situaciones, el simple hecho de detectar que algo nos molesta “esto no me va”, “esto así no me gusta”, ¿por qué las cosas tienen que salir así?,…nos lleva a la intención de desear que esto cambie, por lo tanto a probar fórmulas. Ya sabemos que no funciona lo de desear que todo a nuestro alrededor cambie o que “los otros” cambien. Es un ejercicio como los atletas, ir cada vez aumentando nuestra práctica hacia probar otras formas de actuar, tomando como guía, por ejemplo, a los aspectos que nos muestran otras personas de resolver y afrontar las situaciones. Es una forma de variación, utilizar de “chuleta” el cómo lo hacen otros que vemos que nos agrada cómo se muestran, o bien recoger nociones de aquí y de allá y crear la nuestra propia.
Te cuento una historia, para que puedas empatizar y ampliar la visión de quien lo está “sufriendo”.
Arturo tiene a su padre en el Hospital, en cuidados intensivos desde hace 3 semanas. Durante las cuales, los informes médicos son del tipo “está muy grave y podemos hacer esto, sin embargo, somos conscientes de que haciendo esto, le estropeamos lo otro, aunque si no se lo hacemos, lo perdemos.  Pero también podemos perderlo mientras hacemos esto”.
Arturo es el hermano mayor de 3, el resto son 2 hermanas, y éste papel lo tiene desde hace 12 años, ya que su hermano mayor le cedió el puesto. Ya no está en este plano existencial.
Puedes imaginarte su estado de ánimo de día tras día esforzarse en compaginar estas noticias de un ser amado y de tanta relevancia (figura de autoridad paterna) con sus otras prioridades: su madre de 84 años (1 año mayor que su esposo), la familia creada por él, el trabajo (siendo socio empresario),  sus aficiones, y demás responsabilidades.
A estas alturas, casi trascendiendo las limitadas noticias médicas, en cuanto a entusiasmo, su padre comienza a regresar a la consciencia. Su aspecto mejor no mencionarlo (lleva conectada más maquinaria de la que muchos hogares tienen en su conjunto tecnológico, sumando incluso los electrodomésticos!!), su estado anímico, según indica su imagen y lo que los médicos informan está depresivo. La visita diaria adquiere una mezcla de impotencia por la situación (no puedo hacer más) junto a la ilusión de que ese pequeño avance diario se traduzca en una sonrisa desde el padre al hijo. Un pequeño reconocimiento totalmente deseado a modo de “incentivo” para continuar cada día.
El consejo desde la autoridad médica, como de las enfermeras que rodean el trato diario al padre es de ser muy positivos, animarle y contarle cosas que le lleven lejos de esa apatía que muestra. Aspecto comprensible si, además de tener presente en nuestra objetividad todos los fármacos introducidos en su cuerpo, con la intención de “salvarle la vida”, tenemos en cuenta que la persona que está postrada en una cama totalmente conectada es un comunicador nato, que se nutre del aspecto relacional y la actividad constante.
Dicen los expertos en estas realidades, que el enfermo no tiene sus capacidades mentales al 100%, es más, cuando se liberan de la química introducida en su cuerpo, no recuerdan a penas esas vivencias, lo entienden como un paisaje borroso. Sin embargo, una cuestión difícil es la de los familiares que viven e interpretan las señales recibidas, casi arrancadas a su ser querido, cuando no reciben ese amor desde un ligero o sutil guiño. Es muy doloroso interpretar negación hacia tu presencia, se lleva como una especie de afrenta desde el ser querido. Se sienten incluso unos celos involuntarios hacia el personal sanitario si las muestras que esperas recibir: el feedback, el asentir, el parpadear, el fijar la mirada (ante la falta de manifiesto muscular facial), las reciben éstos. Es como una decepción del orden esperado: primero yo, papá, que estoy aquí por ti, que quiero que salgas adelante, que necesito de tu bienestar…y luego esas personas que ejercen esa tarea tan humana, pero que saben manejar y ser coherentes con los sentimientos ante y hacia el paciente, pues es parte de su entrenamiento diario.
Lo más sensato hacia nosotros mismos, metiéndonos en la piel de Arturo, podría ser el salir un poco de su propio sentimiento y actuar como observador ajeno. Me explico, cuando nos cuentan historias otras personas, dado que no las sentimos en nuestras carnes y estamos más libres emocionalmente hablando, somos capaces de dar alivio, sugerencias,…de escuchar. ¿Qué tal si Arturo intenta tener una conversación interior con su padre? Aquello que le diría sin turbarse, sin sentir pudor, esos sentimientos que nos cuesta hasta de ponerles palabras…Muchas veces, cuando ves sin energía a un ser querido, si no esperas nada de él, y tan sólo ofreces, no hacen falta palabras. Esas las llevas dentro, pero las puedes transmitir con tu “estar” sin más, con cogerle la mano, con decirle “hola, estoy aquí, para lo que precises”.
Eso sienta muy bien, y te aleja de esa necesidad inconsciente de solicitar ánimo de quien más lo requiere.
Es mi deseo ayudar a tantos como se encuentren en situaciones transicionales parecidas, invitándoles a reflexionar más allá de su propio dolor y tristeza, pues ni nos ayudamos ni ayudan.  Puedes comenzar a practicar tan pronto como te lo propongas y constatar tu cambio de ánimo y subida de energía. No esperes a desproporcionar la realidad, si manejas tus emociones y las llevas a la alegría e ilusión por avanzar, por un mejor momento, por una sonrisa perdida que tú recojas…sentirás un grato bienestar de haber colaborado, como mínimo hacia tu persona. Y eso se contagia!!!!
Un abrazo.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

La creatividad

Os dejo con un fabuloso vídeo. La forma en que ha trasladado el concepto el conferenciante me ha fascinado. Sin duda el humor es y será una extraordinaria herramienta para evitar los "saltos mentales" y sostener nuestra atención.
Su aportación en cuanto a cómo se centra el sistema de educación en mutilar nuestra creatividad, ha sido brillante y motivadora. Invito a la reflexión del contenido de la charla, pues puede liberar de miedos a muchos padres y no padres...
Que lo disfrutéis. Hasta pronto!


domingo, 5 de septiembre de 2010

El duelo

¿Cómo aliviar un dolor tan profundo que es capaz de constituir una rotura de los esquemas de tu vida. De tu habitual recorrido, del cómo te explicas la vida. De incluso detener un tiempo de tu vida.
Ya nacemos con una duración, todos comenzamos y acabamos el trayecto. Se trata de no temerlo, más bien de utilizar esta información como una oportunidad, como un aliado que nos motive a darle un sentido a nuestro camino y que lo haga de la forma más amable y enriquecedora. Nuestra vida es totalmente nuestra responsabilidad, me refiero a que no tiene sentido el delegar nuestra suerte, fortuna y sucesos a otros o a situaciones, pues nuestra identidad la forjamos cada día que vivimos, en nuestras experiencias y formas de interpretarlas. Sin embargo, somos seres sociales, no hemos de caer en la trampa de que no nos afecta nuestro entorno ni las circunstancias. Entonces, ¿cómo salir airosos y realizados? Si te enfocas en lo que verdaderamente quieres y vives cada momento el camino por el que ese deseo te va llevando, sea lo grande que sea, o que lo vayas reprogramando, la vida cobra sentido. A medida que experimentas, creces, compartes, vas cambiando tu forma de pensar y sentir…te nutres de tus vivencias.

sábado, 21 de agosto de 2010

Imagina


A continuación, os ofrezco una de mis definiciones preferidas de coaching, por Laura Whitworth. Si la lees despacio e intentas sentirlo es muy agradable y potenciadora. Que la disfrutes!

 “Imagina una relación en la que el centro de atención absoluto esta puesto en ti, en lo que deseas de tu vida y en como ayudarte a lograr lo que te propones. La relación de coaching es así. No hay otra relación en nuestras vidas, que ofrezca un nivel tan extraordinario de apoyo y ánimo de manera más constante y elevada. El coaching establece una relación poderosa que ayuda a una persona a introducir importantes cambios en su vida.
Imagina que alguien te escucha, pero que no solo escucha tus palabras sino lo que hay detrás de tus palabras, alguien que escucha los espacios que se crean entre tus palabras. Alguien capaz de captar los matices de tu voz, tus emociones, tu energía, que busca captar todos los modos en los que  te comunicas. Alguien que escucha y oye lo mejor que hay en ti incluso cuando tu no lo puedes oír.
Imagina que alguien te asiste y te motiva a seguir adelante en la dirección de tus deseos y de tus metas.
Imagina una relación con alguien que quiere saber más de tus sueños y tus aspiraciones, más sobre lo que te emociona, sobre lo que valoras. Imagina ahora que esa persona te ayuda a aclarar aspectos confusos de tus metas y te proporciona herramientas para actuar y para aprender como dirigir tus pasos.
Imagina una relación en la que el otro este plenamente comprometido con tu avance, mas comprometido, si cabe, que tú. Alguien que te va a decir la verdad sobre lo que te pasa, sobre donde están tus puntos débiles y tus puntos fuertes. Alguien que ve lo grande que puedes llegar a ser y que sostiene esa imagen de ti en todo momento, aún cuando tú no puedes mantenerla.
Imagina que alguien te escucha sin juzgarte y permite que tus emociones afloren sin tener que analizarlas. Luego imagina que puedes hablar con esa persona con frecuencia. ¿Cómo afectaría eso a tu cambio?”

Un abrazo y hasta pronto!!!

sábado, 7 de agosto de 2010

Amor...amar. Medicina natural y a nuestro alcance.

Hola!!! Os hago llegar copia de la entrevista al Dr. Jorge Carvajal de Marzo'09, Médico Cirujano de la Universidad de Andalucía, pionero de la Medicina Bioenergética. Merece su lectura y reflexión. Deseo que la disfrutéis y que os "restaure" en lo que podáis estar bloqueados.
Muchos besos y hasta pronto!!!



¿Qué enferma primero, el cuerpo o el alma? El alma no puede enfermar, porque es lo que hay perfecto en ti, el alma evoluciona, aprende. En realidad, buena parte de las enfermedades son todo lo contrario: son la resistencia del cuerpo emocional y mental al alma. Cuando nuestra personalidad se resiste al designio del alma es cuando enfermamos.
La Salud y Las Emociones
¿Hay emociones perjudiciales para la salud? ¿Cuáles son las que más nos perjudican? Un 70 por ciento de las enfermedades del ser humano vienen del campo de conciencia emocional.
Las enfermedades muchas veces proceden de emociones no procesadas, no expresadas, reprimidas.
El temor, que es la ausencia de amor, es la gran enfermedad, el común denominador de buena parte de las enfermedades que hoy tenemos. Cuando el temor se queda congelado afecta al riñón, a las glándulas suprarrenales, a los huesos, a la energía vital, y puede convertirse en pánico.
¿Nos hacemos los fuertes y descuidamos nuestra salud?
De héroes están llenos los cementerios. Te tienes que cuidar.
Tienes tus límites, no vayas más allá. Tienes que reconocer cuáles son tus límites y superarlos porque si no los reconoces, vas a destruir tu cuerpo.
¿Cómo nos afecta la ira? La ira es santa, es sagrada, es una emoción positiva porque te lleva a la autoafirmación, a la búsqueda de tu territorio, a defender lo que es tuyo, lo que es justo. Pero cuando la ira se vuelve irritabilidad, agresividad, resentimiento, odio, se vuelve contra ti, y afecta al hígado, la digestión, el sistema inmunológico.
¿La alegría por el contrario nos ayuda a estar sanos? La alegría es la más bella de las emociones porque es la emoción de la inocencia, del corazón, y es la más sanadora de todas, porque no es contraria a ninguna otra. Un poquito de tristeza con alegría escribe poemas. La alegría con miedo nos lleva a contextualizar el miedo y a no darle tanta importancia.
¿La alegría suaviza el ánimo? Sí, la alegría suaviza todas las otras emociones porque nos permite procesarlas desde la inocencia. La alegría pone al resto de las emociones en contacto con el corazón y les da un sentido ascendente. Las canaliza para que lleguen al mundo de la mente.
¿Y la tristeza? La tristeza es un sentimiento que puede llevarte a la depresión cuando te envuelves en ella y no la expresas, pero también puede ayudarte. La tristeza te lleva a contactar contigo mismo y a restaurar el control interno. Todas las emociones negativas tienen su propio aspecto positivo, las hacemos negativas cuando las reprimimos.
¿Es mejor aceptar esas emociones que consideramos negativas como parte de uno mismo? Como parte para transformarlas, es decir, cuando se aceptan fluyen, y ya no se estancan, y se pueden transmutar. Tenemos que canalizarlas para que lleguen desde el corazón hasta la cabeza.
¡Qué difícil! Sí, es muy difícil. Realmente las emociones básicas son el amor y el temor (que es ausencia de amor), así que todo lo que existe es amor, por exceso o defecto. Constructivo o destructivo. Porque también existe el amor que se aferra, el amor que sobreprotege, el amor tóxico, destructivo.
¿Cómo prevenir la enfermedad? Somos creadores, así que yo creo que la mejor forma es creando salud. Y si creamos salud no tendremos ni que prevenir la enfermedad ni que atacarla, porque seremos salud.
¿Y si aparece la enfermedad? Pues tendremos que aceptarla porque somos humanos. También enfermó Krishnamurti de un cáncer de páncreas y no era nadie que llevara una vida desordenada. Mucha gente muy valiosa espiritualmente ha enfermado. Debemos explicarlo para aquellos que creen que enfermar es fracasar. El fracaso y el éxito son dos maestros, pero nada más. Y cuando tú eres el aprendiz, tienes que aceptar e incorporar la lección de la enfermedad en tu vida. Cada vez más personas sufren ansiedad. La ansiedad es un sentimiento de vacío, que a veces se vuelve un hueco en el estómago, una sensación de falta de aire. Es un vacío existencial que surge cuando buscamos fuera en lugar de buscar dentro. Surge cuando buscamos en los acontecimientos externos, cuando buscamos muletas, apoyos externos, cuando no tenemos la solidez de la búsqueda interior. Si no aceptamos la soledad y no nos convertimos en nuestra propia compañía, vamos a experimentar ese vacío y vamos a intentar llenarlo con cosas y posesiones. Pero como no se puede llenar con cosas, cada vez el vacío aumenta.
¿Y qué podemos hacer para liberarnos de esa angustia? La angustia no se puede pasar comiendo chocolate, o con más calorías, o buscando un príncipe azul afuera.
La angustia se pasa cuando entras en tu interior, te aceptas como eres y te reconcilias contigo mismo. La angustia viene de que no somos lo que queremos ser, pero tampoco lo que somos, entonces estamos en el "debería ser", y no somos ni lo uno ni lo otro.
El estrés es otro de los males de nuestra época. El estrés viene de la competitividad, de que quiero ser perfecto, quiero ser mejor, de que quiero dar una nota que no es la mía, de que quiero imitar. Y realmente sólo se puede competir cuando decides ser tu propia competencia, es decir, cuando quieres ser único, original, auténtico, no una fotocopia de nadie.
El estrés destructivo perjudica el sistema inmunológico. Pero un buen estrés es una maravilla, porque te permite estar alerta y despierto en las crisis, y poder aprovecharlas como una oportunidad para emerger a un nuevo nivel de conciencia.
¿Qué nos recomendaría para sentirnos mejor con nosotros mismos? La soledad. Estar con uno mismo cada día es maravilloso. Estar 20 minutos con uno mismo es el comienzo de la meditación; es tender un puente hacia la verdadera salud; es acceder al altar interior, al ser interior.
Mi recomendación es que la gente ponga su despertador 20 minutos antes para no robarle tiempo a sus ocupaciones. Si dedicas, no el tiempo que te sobra, sino esos primeros minutos de la mañana, cuando estás fresco y descansado, a meditar, esa pausa te va a recargar, porque en la pausa habita el potencial del alma.
¿Qué es para usted la felicidad? Es la esencia de la vida. Es el sentido mismo de la vida, encarnamos para ser felices, no para otra cosa. Pero la felicidad no es placer, es integridad. Cuando todos los sentidos se consagran al ser, podemos ser felices. Somos felices cuando creemos en nosotros, cuando confiamos en nosotros, cuando nos encomendamos transpersonalmente a un nivel que trasciende el pequeño yo o el pequeño ego. Somos felices cuando tenemos un sentido que va más allá de la vida cotidiana, cuando no aplazamos la vida, cuando no nos desplazamos a nosotros mismos, cuando estamos en paz y a salvo con la vida y con nuestra conciencia. Vivir el Presente
¿Es importante vivir en el presente? ¿Cómo lograrlo? Dejamos ir el pasado y no hipotecamos la vida a las expectativas de futuro cuando nos volcamos en el ser y no en el tener. Yo me digo que la felicidad tiene que ver con la realización, y ésta con la capacidad de habitar la realidad. Y vivir en realidad es salir del mundo de la confusión.
¿Tan confundidos estamos, en su opinión? Tenemos tres ilusiones enormes que nos confunden. Primero creemos que somos un cuerpo y no un alma, cuando el cuerpo es el instrumento de la vida y se acaba con la muerte. Segundo, creemos que el sentido de la vida es el placer; pero a más placer no hay más felicidad, sino más dependencia. Placer y felicidad no es lo mismo. Hay que consagrar el placer a la vida y no la vida al placer. La tercera ilusión es el poder; creemos tener el poder infinito de vivir.
¿Y qué necesitamos realmente para vivir?, ¿acaso el amor? El amor, tan traído y tan llevado, y tan calumniado, es una fuerza renovadora. El amor es magnífico porque crea cohesión. En el amor todo está vivo, como un río que se renueva a sí mismo. En el amor siempre uno puede renovarse, porque todo lo ordena. En el amor no hay usurpación, no hay desplazamiento, no hay miedo, no hay resentimiento, porque cuando tú te ordenas porque vives el amor, cada cosa ocupa su lugar, y entonces se restaura la armonía. Ahora, desde la perspectiva humana, lo asimilamos con la debilidad, pero el amor no es débil. Nos debilita cuando entendemos que alguien a quien amamos no nos ama. Hay una gran confusión en nuestra cultura. Creemos que sufrimos por amor, que nuestras catástrofes son por amor. pero no es por amor, es por enamoramiento, que es una variedad del apego. Eso que llamamos habitualmente amor es una droga. Igual que se depende de la cocaína, la marihuana o la morfina, también se depende del enamoramiento. Es una muleta para apoyarse, en vez de llevar a alguien en mi corazón para liberarlo y liberarme. El verdadero amor tiene una esencia fundamental que es la libertad, y siempre conduce a la libertad. Pero a veces nos sentimos atados a un amor. Si el amor conduce a la dependencia es eros. Eros es un fósforo, y cuando lo enciendes se te consume rápidamente, en dos minutos ya te quemas el dedo. Hay muchos amores que son así, pura chispa. Aunque esa chispa puede servir para encender el leño del verdadero amor. Cuando el leño está encendido produce el fuego. Ese es el amor impersonal, que produce luz y calor.
¿Puede darnos algún consejo para alcanzar el amor verdadero? Solamente la verdad. Confía en la verdad; no tienes que ser como la princesa de los sueños del otro, no tienes que ser ni más ni menos de lo que eres. Tienes un derecho sagrado, que es el derecho a equivocarte; tienes otro, que es el derecho a perdonar, porque el error es tu maestro. Ámate, sincérate y considérate.. Si tú no te quieres, no vas a encontrar a nadie que te pueda querer. El amor produce amor. Si te amas, vas a encontrar el amor. Si no, vacío. Pero nunca busques una migaja; eso es indigno de ti. La clave entonces es amarse a sí mismo. Y al prójimo como a ti mismo. Si no te amas a ti, no amas a Dios, ni a tu hijo, porque te estás apegando, estás condicionando al otro. Acéptate como eres; lo que no aceptamos no lo podemos transformar, y la vida es una corriente de transformación permanente.

viernes, 30 de julio de 2010

La enseñanza en valores

Me ha llegado este interesante vídeo sobre el verdadero valor de la enseñanza y del "maestro".
Quizá deberíamos aprender.....
1 profesor y 35 alumnos. Toshiro Kanamori y un objetivo: aprender a SER FELICES cuidando a los que te rodean.
Este documental titulado “Pensando en los demás” (Children full of life) es una sencilla revolución pedagógica que muestra el camino hacia un mundo mejor. Merece la pena verlo. Ha sido premiado en numerosos festivales por la dulzura que transmite en la enseñanza y por el cántico a la vida que representa. En una escuela municipal de primaria de Kanawara, una pequeña ciudad japonesa, Toshiro Kanamori ha conseguido unir aprendizaje con diversión, respetando la individualidad de cada niño y promoviendo el crecimiento empático e interdependiente de todos sus alumnos:
Un abrazo y hasta pronto!

miércoles, 30 de junio de 2010

En pro de la paz, pongamos conciencia

Comparto contigo este mail que me ha enviado una amiga, junto a mi comentario al respecto. No voy a participar en acumular miedo, en dar por hecho que la violencia y las limitaciones son más válidas y aceptadas que la responsabilidad y el amor. Desde aquí aporto con cariño mi granito de arena: no se trata de luchar contra la guerra, sino aportar paz.
MAIL QUE RECIBO:
Asunto para temblar.
   Así se expresa un Imán en una carta a sus "fieles".
 
  Sería
muy bueno darle publicidad
 
    
HUKFHAS AL HIRAHZ
 
  "DEBILITANDO A ESPAÑA"
  Traducción del Comunicado Oficial de HUKFHAS AL HIRAHZ.
  Debilitando a España debilitaremos a Europa.
 
  España es el país más débil de la Unión Europea. Los españoles son muy dados a la holgazanería y se entregan a todo vicio con prontitud.
 
  La juventud española actual, ya sean hombres o mujeres, son débiles ante la droga y ante la fornicación. Sus mujeres se entregan con facilidad y ellos son adictos a toda clase de vicios.
 
  Ya ni siquiera sienten ánimos patriotas porque hasta sus militares han de ser reclutados en otros países. Ante este panorama tan propicio para nuestros fines es aconsejable insistir en su debilitamiento, bien con la droga que consumen con facilidad y otros vicios denigrantes.
 
  Un vicioso en nuestras manos es el mejor aliado. La droga ha de entrar en España todavía con mayor facilidad y ha de rebajarse de precio para que su consumo sea mayor. A mayor consumo más debilitamiento y a mayor debilitamiento mayor entrega al carecer de la fuerza necesaria para defender sus posesiones.
 
  Hemos de penetrar en esa sociedad caduca, estéril y viciosa pero sin contaminarnos. Nuestros jóvenes no han de caer en la tentación de la hembra española fornicadora.
 
  Hemos de controlarlos para que su moral no se vea resentida por esas viciosas mujeres tan entregadas al pecado. Nuestros jóvenes que llegan a España han de fortalecerse todavía más ante la flaqueza moral y corporal de los españoles y sentir su orgullo de superiores, y nuestro control ha de ser preciso e insistente para que no caduquen.
 
  La enfermedad de todo tipo moral que tiene sumida a esa sociedad débil española es campo propicio para nuestros intereses. Una vez España en nuestras manos la penetración a Europa será más fácil.
 
  España no es ni más ni menos para nosotros que la puerta que se nos abrirá con facilidad. Insistamos en despersonalizar a esa juventud viciosa y consumista dándole lo que quiere y al mejor precio cuando no de regalo.
 
  Esa es nuestra labor y a ella nos entregaremos con todas las fuerzas de nuestro espíritu.
 
  Adelante, hermanos.
 
  Los que ya están dentro y trabajando que perseveren por el bien de nuestra lucha. Los que van llegando que insistan en la labor realizada y que la refuercen y prolonguen."
MI COMENTARIO:
Justamente, hoy en el metro he visto una familia con 3 miembros: papá, mamá y el hijito de unos 2 años. Eran de raza árabe, y me ha encantado cómo iba ella: linda, maquillada, con su escote distinguido y su cabello recogido, los piés libres en sandalias. Ambos miraban a su hijo cómo se comía una manzana y la mirada era de amor.
Sin duda, el fanatismo es menor al amor. Hasta los de su raza sienten la libertad de elegir lo que quieren, no creo que nadie les obligara a querer a su hijo. Eso también se transmitía entre ellos, iban juntos, con amor y respeto, sin disfraces para ella y con ropa de sport para él.
Cuando las personas tienen la oportunidad de ver más allá de lo que les han explicado y experimentan pueden elegir. Creo que éstos ya han elegido. El crecimiento será mayor que el castrador que proporciona el "machote" que no sabe ni mirarse los piés!

La belleza del alma, desde el cuerpo de una mujer

Desnudar a una mujer

View more presentations from Mª Carmen Navarro.
Hace ya tiempo que me llegó vía e-mail esta presentación que deseo compartir contigo. Está llena de belleza tanto en las palabras como en las imágenes, el resultado es una bonita forma de comunicar, pues el mensaje invita a ello.
Un abrazo. Hasta pronto

martes, 29 de junio de 2010

Mentalidades: Rígida / Idealista

Ventajas / desventajas de las mentalidades
Para comprendernos y comprender mejor a quienes nos rodean y con los que nos relacionamos, el fijarnos en qué clase de mentalidad manejamos y manejan más, puede que nos evite el desagrado de unas cuantas decepciones.
Las mentalidad rígida la vemos en aquellas personas que se comportan bajo muchas normas, que parece que todo tenga que "ser así", "de esta manera,...", y no den demasiada cabida a que sea de otra forma, no ligeramente. Se trata de mentes fundamentalistas, con el eslogan vital de "la vida es dura", aquellos que tienen la creencia que todo lo que no cuesta, que no deriva de un gran esfuerzo no tiene valor..."la letra con sangre entra". Son personas muy comprometidas, que se crecen con el esfuerzo, pues todo lo que han conseguido ha sido a base de esfuerzo y sacrificio. Cuando quieren algo van a por ello, son seguros de su objetivo. Son arrogantes, tienen mucho miedo a la libertad, han sido educados para que no la aprecien. Son muy perfeccionistas, por lo que tardan un montón en los proyectos, siempre hay algo que perfeccionar. Necesitan que las cosas sean difíciles. Tienden a la crítica, a culpar y a sentirse culpables. Prefieren seriedad, en su patrón mental la vida no es divertida.
La mentalidad idealista suele huir de la seriedad, la persona teme conocerse, muchas veces se desconecta. La suelen adquirir aquellas personas que han sufrido injusticias, pueden tener apego a su forma de pensar, la experiencia les sirve como seguridad, pues en el fondo son inseguras. El idealista es un abandonador nato, empieza las cosas y las deja, le cuesta ser tenaz. Soñador, creativo, ilusionista. Suele tener ideas maravillosas, pero no las sostiene y las llevan a cabo otros, pierde el énfasis en su continuidad, le cuesta el compromiso: le aburre. Cuando consigue comprometerse, puede ser exitoso: consigue lo que desee. Las bromas y risas son adaptables a su ingenio.
Nos nutrimos de ambas mentalidades, no somos al 100% de ninguna de ellas. Esto depende de los roles en los que nos fijemos: rol trabajador/a, padre/madre, esposo/a, hijo/a, viajero/a, deportista, amistades,...
Como podrás observar, ambas mentalidades tienen sus ventajas e inconvenientes; por lo tanto, podemos coger acopio de lo que nos limita en nuestro crecimiento interior y bienestar e irlo cambiando.
El comodín, el as en la manga,...como lo quieras decir, es creer más allá de ti mismo, confiar: amar. Quizás parezca un poco cursi!!!, sin embargo, el mayor "empoderador universal", aquél que te dota de "alas / libertad" es justamente el amor. Veamos, cuando estás enamorado el miedo baja su intensidad, sacas coraje de donde no lo conocías; apenas necesitas dormir; el hambre toma un segundo lugar: se te olvida!!!!!; la fuerza sale sin embudos; tu tolerancia aumenta; te sientes más vital; el buen humor gana la partida diaria; baja la crítica: vives, no revisas las vidas de otros...El amor genera tal energía que adopta la capacidad de perdonar. Y no hablo de un amor "en especial de pareja", puede ser el de la amistad, el de los hijos: AMOR, así de sencillo, accesible y con el que todos nacemos. Casi que nos vayamos adaptando el "traje amoroso" y convirtamos los desiertos en oasis.
Con mucho cariño para ti. Un abrazo.