jueves, 29 de diciembre de 2011

Decepción

Uno de los enemigos de nuestra energía y felicidad viene producido por nuestro miedo a la decepción. Pero, ¿qué es la decepción? Es estar por debajo de aquél montaje mental que nosotros mismos hemos creado, normalmente desde nuestro niño interior. Podemos crear esta ilusión con nuestra parte adulta, aquella que ya sabe de nosotros y tiene cierta experiencia del qué nos hace sentir bien. En nuestra mentalidad adulta no hay normas de ser, sencillamente aceptamos nuestras fortalezas y aspectos a mejorar. Crear ilusiones y proyectos desde esa conciencia nos permite disfrutar, probar y aventurarnos en la medida que nos vamos dando permisos. A veces, correr riesgos nos permite mayor conocimiento y sentir que estamos vivos. 
Es habitual que manejemos las 4 mentalidades durante nuestro día a día: la más creativa, la mentalidad  niño, con ella soñamos, disfrutamos, iniciamos proyectos. La que nos posiciona en retarnos, en el no conformismo, en probar aquello que otros rechazan o prohíben, es la adolescente o rebelde. La que permite calibrar, aceptar, compensar, es la mentalidad adulta. Con ésta las relaciones sociales son muy duraderas, pues permiten el crecimiento.  Y queda aquella que nos hace impermeables, tozudos y rígidos, la mentalidad viejo. Cuando nos sentimos en esa mentalidad, es mejor hacer acciones sencillas y agradables, pues entramos en un estado de hermetismo bastante agobiante. 
Se trata de buscar un equilibrio, pues los seres humanos tenemos tendencia a crear dificultades, parece que se creen desde esa mentalidad que todo se lo come, la rebelde. Sin embargo, luego no las vivimos desde esa única mentalidad, entonces aparece nuestro raciocinio y se ve superado más que motivado. 
A medida que calibramos dónde ponemos el listón de nuestras experiencias y situaciones, las decepciones tienden a desaparecer. Se trata de aprender bajo la observación de nuestra propia vida, estar presentes en ella, ser los guionistas!

La gente es impresionante

Volando tal cual
Las fotos que os expongo son parte del vídeo que encontraréis a continuación de estas líneas. El título del vídeo es el que mantengo: "La gente es impresionante", y es que realmente somos impresionantes. Cuando nos proponemos hacer algo, que no es otra cosa que plasmar en acción un pensamiento, en forma inicial de sueño, muchas veces no somos conscientes de la elaboración mantenida para llegar a materializar ese sueño o pensamiento. En realidad, solemos bajar bastante el listón, de manera que muchas cosas que, para otras culturas, pudieran resultar extraordinarias, para nosotros son cotidianas y fuera de toda emoción o extravagancia.


Escalada vertical

Volando sobre la nieve

Saltos geniales

Saltando a un coche a una determinada velocidad
Cada una de las instantáneas, parece que sean un listado de propósitos de diferentes personas en momentos de su vida, como los que a veces ni nos atrevemos a pronunciar por ese temor a que se disuelva el encanto y no suceda, o sea gafado por algo.
Seguro que hay otros "deportes" , "hazañas" o "aventuras" cotidianas que puedas observar en tu vida: salir airos@ de una reunión desde tiempo temida y condenada; lograr pasear al perro sin que éste moje los periódicos del quiosco en uno de sus actos al levantar la pata; vestir a tu bebé mientras tu otro hijo te requiere para  que le abroches los cordones de las botas; lograr dibujar la sonrisa a un niño a los 10 minutos de saber que ha suspendido un examen para el que había invertido mucho empeño mediante una conversación agradable; esquivar el café "volador" del desayuno en el bar donde el camarero ha tropezado llevando la bandeja cargada; etc.
Estamos muy cerquita de uno de los momentos predilectos por muchas personas para iniciar con algún proyecto: final de año. Tal vez te haga ilusión hacer un primer inventario, para luego ir comprobando cuál de los planes priorizas y realizas con mayor ilusión. Seguramente ya te habrás fijado que cuando utilizas tu tiempo en tus planes, estás viviendo TU vida y TU momento. Cuando te ocupas de tus asuntos, dejas de cargar con las mochilas que corresponden a otros (críticas, quejas, culpas), de manera que inviertes en darte oportunidades con tu propio proyecto de vida, al tiempo que permites a los otros que fluyan en sus asuntos. Muchas veces sufrimos innecesariamente, pues nos implicamos sin ser nuestra "batalla" y salimos decepcionados.
¡Que tengas un buen final de año!

Tu propio liderazgo | Foro Coaching 2.0

Tu propio liderazgo | Foro Coaching 2.0

lunes, 5 de diciembre de 2011

Cambia tu emoción


Bonita Presentación, de Manos de Sonia. Cuando respiramos, serenamos y frenamos el pensamiento; de esta manera, podemos facilitar el cambio de la emoción. ¿Recuerdas cuando nos hacían "contar hasta 10", como sugerencia antes de generar sin conflicto? Era una forma de frenar el primer impulso, aquél que a veces surgía como posterior culpabilidad. Seguramente, cuando sales de una experiencia o situación desagradable, lleves contigo una emoción que te aleja de tu felicidad: miedo, rabia, ira, tristeza. Normalmente, racionalizamos mentalmente nuestro estado, intentamos salir de ese estado, pero no resolvemos el malestar, seguimos dándole vueltas, a pesar de ser conscientes de que tanto la claridad como la coherencia brillan por su ausencia. Si recuerdas esta sensación, observa cuando vuelva a sucederte cómo la respiración no sólo se altera, sino que se dificulta y acelera. No somos conscientes de ello, sin embargo notamos que, de no salir de ese estado, el resto de día va a ser difícil y estresante. La angustia que nos rodea nos paraliza y bloquea, todo parece complicarse y casi nos cogen ganas de "desaparecer del mapa". En lugar de relajarnos con unas cuantas respiraciones solemos sentir angustia, ansiedad, impotencia e incluso sentimos "el mundo al revés". Corporalmente, parece que nos hayan dado una soberana paliza o que nos haya pasado un camión por encima. 
Algo que tenemos a nuestro alcance, como lo que propone Sonia en esta presentación, o la meditación de 1 min. publicada en el artículo anterior, vale la pena de probar. Si somos conscientes de los daños que infringimos a nuestra salud con esos "disgustos", "enfrentamientos" o tal vez situaciones donde sentimos abuso de alguien en quien confiamos, podremos remediarlo, evitando cada vez más tiempo de ese ahogo que podríamos llamar desamor.
Inténtalo en la próxima ocasión que seas capaz de tener tu emoción en cuenta y comprueba el tiempo de desgaste que te ahorras y acumulas a tu felicidad.
...Ya me contarás!

jueves, 24 de noviembre de 2011

¿Meditar o viajar?

Ha llegado a mis manos este vídeo, en el se que explica, de una manera muy sencilla la meditación. Una meditación de 1 minuto, para que podamos llevarla con nosotros a todas partes sin que nos obstaculice o pretendamos excusarnos con que no tenemos tiempo.



Tampoco está nada mal, para renovar el estado anímico y, con ello, la energía, una imagen que vaya cobrando vida. Trasladarte ahí e ir dándole sonido, olor, tacto, sensaciones de bienestar y una visión totalmente hermosa a tus ojos. 

Imagen de cuadro original pintado por Marta Riu.

Con esta imagen que te muestro, una vez entras, ¿a qué huele? ¿sientes la brisa?, ¿notas el tacto de la alfalfa, del trigo, de la tierra, de las amapolas? ¿qué oyes? ¿cómo te sientes?

Imagen de la web fiyi.pordescubrir.com

O tal vez prefieras trasladar tus sentidos a esta otra versión.
Hay tantas versiones como tu mente sea capaz de crear. De lo que se trata es de encontrar aquella que te sirva para alcanzar ese momento mágico que te aporte ese equilibrio y bienestar que, de tanto en tanto, vamos postergando y nos es tan agradable.
Como en todo, a medida que lo entrenas, a base de repetición, cada vez será más rápido alcanzar ese bienestar. Es portátil, cabe e inunda tu mente, durante los breves instantes que te des cuenta que necesitas desconectar, que estás en malestar.

Personalmente, dependiendo de mi estado y situación, voy alternando con mis "pantallas mágicas", suelo usar 3 versiones. La más frecuente se parece más a la de la primera foto, cuando el momento es más quebradizo elijo una parecida a la segunda, pongo mi hamaca y un delicioso cóctel! Y para momentos de grandes decisiones en los que no puedes desaparecer durante un mes para pensarlo, sino que has de dar una respuesta ya, mi imagen se torna a momentos familiares entrañables, donde todo es posible, y nada es erróneo.

¿Cuál/cuáles son la/s tuyas?

martes, 22 de noviembre de 2011

Gandhi, la felicidad y las neuronas espejo


Una buena amiga, me ha hecho llegar este texto que, a su vez, os traslado.

"Le preguntaron a Mahatma Gandhi cuáles son los factores que destruyen al ser humano. Él respondió así:
La Política sin principios,
el Placer sin compromiso,
la Riqueza sin trabajo,
la Sabiduría sin carácter,
los Negocios sin moral,
la Ciencia sin humanidad y
la Oración sin caridad.

La vida me ha enseñado:
que la gente es amable, si yo soy amable;
que las personas están tristes, si estoy triste;
que todos me quieren, si yo los quiero;
que todos son malos, si yo los odio;
que hay caras sonrientes, si les sonrío;
que hay caras amargas, si estoy amargado;
que el mundo está feliz, si yo soy feliz;
que la gente es enojona, si yo soy enojón;
que las personas son agradecidas, si yo soy agradecido.

La vida es como un espejo: Si sonrío, el espejo me devuelve la sonrisa.

La actitud que tome frente a la vida, es la misma que la vida tomará ante mí.
"El que quiera ser amado, que ame".
La única razón por la que eres feliz es porque tú decides ser feliz..."
 Foto de www.bitacorarh.com
Esto me recuerda la función de las neuronas espejo, como facilitadores de la empatía. Estudios científicos demuestran que en nuestro cerebro existen una serie de neuronas, llamadas espejo, que son las responsables de que podamos ponernos en el lugar de otras personas, es decir, de empatizar. Se encuentran localizadas en el área premotora frontal y en el lóbulo temporal de la corteza cerebral, en una zona muy próxima al área del lenguaje. Las neuronas no están aisladas, sino que realizan numerosas interconexiones con otras zonas del cerebro, especialmente con aquellas que están implicadas en las emociones, las del sistema límbico. Otros estudios han confirmado que también son responsables del contagio emocional, de ahí hallamos explicación a nuestro comportamiento similar a las personas de nuestro entorno, también la risa que se contagia, y los sentimientos que nos inundan cuando vemos  a otro sufrir. Una de las ventajas que esto confiere es que podemos ser capaces de predecir el comportamiento de otras personas y anticiparnos a sus acciones, de la misma manera que es una forma de mejora en nuestras relaciones sociales. El poder entender a una persona, más allá de lo que sus palabras expresan, facilita una buena comunicación.
Cuando vemos a un niño repitiendo gestos del padre o de la madre, actitudes, comportamientos, es la empatía la que está ahí presente. Es un aprendizaje por imitación, como si nos pusiéramos delante del espejo y la imagen fuera otra persona, que hace lo que nosotros; siendo al contrario cuando somos los imitadores. 
Lo impactante es que, en nuestro cerebro, se activan las mismas neuronas cuando recibimos un pinchazo que cuando observamos cómo se a pincha otra persona. Distintas patologías, pueden presentar una alteración de la función de las neuronas espejo, como podría ser el caso de los autistas, quienes tienen dificultades socializadoras. 
Justamente hoy me han hecho la observación de que hay algunas personas a las que no se les ve la característica de la empatía en su actitud. Esto no quiere decir que sufran una patología, sino que están resentidas y el muro/escudo que interponen, y que tal vez no sean del todo consciente de sus repercusiones insalubres, les lleva justamente a ese aspecto distante, inseguro y crítico.
¿Empatizas o bloqueas tu fluir natural? 

Coaching contigo mismo o Self-coaching



Cuando estaba jugando mejor, no estaba intentando controlar mis golpes con auto instrucciones y evaluación. Veía la pelota claramente, escogía dónde quería pegarla, y dejaba que ocurriera. Sorprendentemente, los golpes eran más controlados cuando no intentaba controlarlos”.
Tim Gallwey

Texto extraído del libro “El juego interior del Tenis” de Tim Gallwey, uno de los precursores del coaching.
Habla de nuestros 2 “yoes” el del consciente, lleno de críticas, excusas, obligaciones, control, forcejeos; y el del inconsciente, aquél que actúa en nuestros momentos placenteros, sin las “tinieblas” causadas por emociones frustrantes como la rabia o el miedo. Cuando nos sentimos libres, dejamos actuar al “yo bondadoso”, esa parte de nosotros que confía y fluye. Si suspendemos los pensamientos y los alejamos de temor y duda y tan sólo nos dedicamos a ser fieles a aquello que queremos conseguir, en ese preciso momento, sucede sin apenas esfuerzo, como si alguien lo hubiera hecho posible. No son duendes, Son acciones que, en otro momento has realizado, sin criticarte si lo hacías bien o mal, rápido o lento, simplemente las has aprendido y ya forman parte de tu inconsciente. Aquél que automatiza las acciones y te permite realizarlas sin apenas esfuerzo.
Seguro que más de una vez lo has experimentado. No me refiero a lo que ya tenemos en nuestro conocimiento como, por ejemplo, las acciones repetitivas de escribir en un teclado que ahora no necesitamos ir buscando visualmente la posición de sus teclas; o el haber pasado de sobrarnos intrumentos y faltarnos manos, al principio de nuestra andadura como conductores,  y ahora no esforzar al consciente de cada una de nuestras acciones para llegar a un destino. Más bien nos damos el permiso de mantener una charla con acompañantes o al móvil.
A lo que me refiero, en el intento de ir más allá, es a esos momentos en los que tienes que realizar una tarea en la que no te ves suficientemente capacitado, que no confías lo suficiente en ti. Que encargarías a otro que la hiciera, en el pensamiento de que la haría mejor que tú, o tal vez, una tarea que sueles hacer, pero que no hay manera que te salga en un momento dado, sientes una impotencia como de parálisis, estás bloquead@. Ahí podrás observar que está actuando ese “yo” lleno de normas y exigencias, esa parte perfeccionista y crítica que no te permite avanzar.
El coaching, ese proceso acompañado de un especialista en cambios, o el self-coaching en el que tú mismo te entrenas, te permiten elevar la conciencia, de manera que, cada vez más pronto, puedes observar si vas hacia lo que quieres o te peleas con eso mismo. Otros dicen “nadar en contra-corriente”, como Stephen R. Covey cita en su libro “El Octavo Hábito”. Hacemos mucho esfuerzo para no avanzar, pues nos estamos resistiendo sin saberlo. Expertos, en labores marítimas, han aconsejado, respecto de momentos de posible ahogo, que no nos resistamos, puesto que el cuerpo tiende a flotar. En la tarea de resistirnos perdemos fuerza y nos hundimos aún más. Esto no sólo sucede en ciertos ámbitos de nuestra vida, es sistémico y se repite en todos.
Si no te conformas, si sientes que realmente te estás esforzando y todo parece ir al revés o no avanzar, puede que sea ya tu momento, el comienzo para darte permiso a cambiar. 

domingo, 20 de noviembre de 2011

Coraje y fortaleza

Este vídeo, ha recorrido muchos hogares, sin embargo, la energía que lleva con sí, es digna de volver a ver. Nutre de coraje y fortaleza.
Ya sabemos que a cada cual le duele lo suyo, que no anima ni resuelve el dolor que te hace el dedo, cuando al lado tienes alguien al que le duele todo el brazo. A ti te sigue doliendo. Es más, casi que no nos atrevemos a decirlo, pues nos vemos necios y fuera de permiso para compartir. ¿Cómo quejarme del suspenso de mi hijo, cuando  el suyo ha sufrido un accidente y perderá el curso escolar?...
En ocasiones, en procesos de coaching para conseguir un equilibrio en su peso corporal, he empatizado con la emoción de impotencia de aquellos client@s que desean desprenderse de 5 kilos, como de 40. No sirve ningunear esa emoción, ese bloqueo que se está exteriorizando en sostener unos kilos impropios de la persona. No se trata de perder esos kilos, ya que no les corresponden, sino de permitirse vivir sin ellos: despedirlos!!

Una vez, una persona muy querida, viendo que iba a tirar a la basura un jarrón hecho y pintado a mano, de esos que hemos de realizar en la enseñanza básica, como tareas de la asignatura de plástica, me solicitó que se lo regalara. Para mí era algo feo y deforme, para ella una obra de arte. Aún hoy en día lo guarda y a mí me gusta volver a verlo, ya lo veo con otros ojos, los que ella me proporcionó, desde su propia visión. Empatía.
A pesar de las apariencias, aquellas personas que parecen de un carácter más débil, que siempre están agradeciendo y compartiendo de sí mismas, son las que más felicidad experimentan en su día a día. Son personas resilientes, crecen de las adversidades y ven oportunidades en todos los ámbitos. Adquieren coraje y fortaleza. No esperan a recibir o a que todas sus situaciones mejoren, para poder ser felices, simplemente, visten a diario y conscientemente el traje de la felicidad.
Te comparto un punto de vista. ¿Cuántas veces te ha sucedido que tuvieras unas ganas terribles de un servicio para vaciar tu vejiga? Cuando al fin ves la oportunidad, ¿te has sentido agradecid@ o lo has usado sin más?
Son muchas las sutilezas y ocasiones diarias para entrar en este estado, tal vez las quieras compartir en este espacio!

martes, 8 de noviembre de 2011

La Perspectiva Sistémica y la Psicogeometría, aliados en nuestra realidad actual



Según varias fuentes, en la antiguedad, la Geometría Sagrada era el centro de toda enseñanza. Ésta, aplicada a nuestra "psiquis" da origen a la psicogeometría que, tras años de investigación, nos la expresa D. Arturo Ponce de León, en colaboración con Dª. Ninón Fregoso:

"La Psicogeometría es el estudio del ser humano y su entorno, a través de los principios teórico-matemático-filosóficos de la Geometría Sustentable y de los aportes de la Psicología contemporánea. Estudia la estructura y dinámica de la geometría en los procesos de la vida. Busca ensanchar la inclusividad armónica para permitirnos vivir una mayor conexión con nosotros mismos y con nuestro entorno. Es una rama de conocimiento que aplica sus herramientas en la música, el diseño gráfico, la arquitectura, el arte, la danza y la terapia para elevar nuestras capacidades humanas y nuestra calidad de vida invitándonos a construir la realidad como un proceso geométrico de reinterpretación del mundo interior y exterior.
Entendemos psique como ‘alma’ y no como ‘mente’. La mente la podemos equiparar al disco duro de una computadora; es el lugar de almacenamiento de la información en sus diferentes niveles, pero el alma es la capacidad humana para reordenar múltiple información y crear nueva. La mente es un escenario de representación simbólico, mientras que el alma es el arte combinatorio, es la capacidad, y por tanto latente, de todo individuo para poder recrearse y recrear su medio. D. Winter, un investigador de origen norteamericano dice que podemos ver la manifestación del alma en la presencia de coherencia en la simetría de ondas del campo electromagnético del ADN. La información es forma “dentro de” y aunque suele asociarse al intelecto, tenemos información o formas que configuran nuestra conciencia en otros niveles.
La Psicogeometría estudia la manera en la que el alma y la conciencia pueden habitar armónicamente la materia, estudia cómo el alma humana se vale del ADN para manifestar sus potenciales en su entorno, en su contexto. Más que preguntarnos sobre su dimensión ontológica de la conciencia, abordamos este estudio desde la dimensión fisiológica y anatómica, es decir, el estudio de la conciencia por las funciones y la estructura que podemos observar en el ser humano. Algunas de las funciones básicas de la conciencia que el alma humana puede llegar a expresar son: las funciones sexuales, motrices, emocionales, intelectuales e instintivas, así como el ejercicio de las trece funciones secundarias de la conciencia. Es un conocimiento que nos permite crear una vida más sana en el individuo, la pareja, la familia y la sociedad reuniendo tanto la realidad exterior como la vida interior como realidades que están sucediendo simultáneamente, danzando entretejidas. A mayor nivel de fractalidad entre la realidad interior y la exterior, mayor inclusividad armónica de los opuestos, de las diferencias, y por lo tanto mayor es el nivel de conciencia de un individuo.
En la actualidad, cada vez más somos conscientes de ver la realidad como círculos de influencia, en vez de líneas rectas. Vemos círculos de causalidad, frente a lo que ya queda obsoleto o falto de explicaciones cuando nuestra interpretación se ampara en las casualidades. Este sería el salto cuántico: trascender la perspectiva lineal, cada vez más en desuso, para fluir hacia la perspectiva sistémica.  Mark Paich así la expresa: "La mayor promesa de la perspectiva sistémica es la unificación del conocimiento a través de todas las especialidades, pues los mismos arquetipos se repiten en biología, psicología, terapia familiar, economía, ciencias sociales, ecología y administración de empresa".
Si miras hacia atrás, incluso te esfuerzas y revisas desde tus primeros años, observarás ciclos, tal vez de entre 5 y 7 años, en los que ciertos patrones se repiten; por supuesto con distinto aspecto. En nuestra infancia, somos más activos en los cambios, sin embargo, a medida que vamos creciendo solemos crear cierta resistencia al cambio, creemos que ya hemos crecido y que podemos continuar con las mismas creencias que, en su día, cuando se instalaron y nos potenciaban nos servían, pero tal vez ahora nos estén bloqueando y atrapando en una realidad que ya ha cambiado. A medida que nos asentamos en una edad cada vez más adulta, podemos observar cómo se repiten los patrones, y es que todos entenderíamos y defenderíamos el darnos permiso a cambiar el modo de vestirnos, de peinarnos, de talla, de hábitos, de andar, de relaciones...Sin embargo, no lo aceptamos tan fácilmente con nuestras creencias. Ellas son la base, junto a nuestros valores, de nuestros modelos mentales. Si no revisamos aquellas creencias que nos están limitando, poco a poco, de la misma manera que un río se enriquece del fluir de sus aguas, mientras que se pudre cuando se estanca; así nos sentiremos nosotros. La forma en la que suele suceder nuestro "estancamiento" puede ser tanto en dolencias físicas como psíquicas. Lo notamos por la menor alegría, el distanciamiento, la falta de confianza en los otros, incluso en uno mismo, el estrés, la ansiedad, depresiones, dolencias y enfermedades. Tal vez nos enfocamos más en crear en nuestra mente problemas que soluciones, ver obstáculos y no retos. Quizás ahora pienses que de niños todo fuera más fácil, que los problemas aún no existían. Nuevamente te invito a que refresques tu memoria o, si no te es fácil, te fijes en niños, y verás como ellos  también tienen sus argumentos e inquietudes. Crecemos y ralentizamos en responsabilidad, lo tomamos como algo impuesto, no como la aventura de seguir creciendo, ahora desde nuestro interior. Nos aferramos muchas veces al victimismo (crítica, juicios, supuestos, culpas, quejas, rencores...), dejamos de ser los protagonistas de nuestra vida, viviendo la de otros. Siempre que criticamos estamos trabajando en nuestra mente para la persona criticada; cuando nos quejamos dejamos de lado nuestra responsabilidad ante la situación que estamos viviendo y la trasladamos a otros, como si con nosotros no fuera la cosa. Es como si nos cruzáramos de brazos y bloqueáramos nuestra parte constructiva.
Te invito a que te regales unos minutos para ti y te traslades a momentos muy felices contigo mismo. Relájate con la ayuda de cinco respiraciones abdominales donde el aire que aspires sea renovador y el que expulses sea liberador. Ve cerrando los ojos. Abre una pantalla en tu mente, desde un pequeño punto en el horizonte (puedes facilitarlo si lo sitúas en tu tercer ojo) con todo tipo de recreaciones: elige el lugar, sensación, olor, sabor, sonido, sosiego, paz. Tantos detalles como tu mente pueda crear para poder trasladarte. Una vez estés ahí, con una sonrisa y una felicidad auténticas, saboréalo y ve regresando poco a poco, con suave respiración y abriendo los ojos.
Ahora, en este estado, posiblemente te veas más preparad@ para que la responsabilidad, que confiere nuestra libertad como seres humanos, ya no sea una carga, sino la aventura del poder elegir, en cada momento conscientemente, qué pensamientos y actitudes te sean más enriquecedores. 
Estaré encantada si deseas compartir tu experiencia o enriquecer el artículo con tu comentario. Un abrazo!



domingo, 30 de octubre de 2011

Energía saludable

video

La mente pensante de este espectacular evento seguramente ha nacido de una ilusión hacia generar una energía saludable.  Quizás esa mente sea producto de un equipo cuyo fin fuera brindar, durante unos minutos, sonrisas, risas, expectación y diversión.
Quien ha realizado esta sorpresa ha sido un equipo, donde han combinado la parte técnica, la creativa y la de logística (elegir el escenario estratégico). La iniciativa ha sido una realización con un propósito hacia crear una emoción de alegría, como lo pueden hacer los deportes, sin embargo en este formato, disfrutan quienes han intervenido en crearlo, quienes se han visto sorprendidos y han “jugado” (participado, tanto con su pedaleo como por su ovación) y quienes lo han visto en diferido.
Con esta lectura, os animo a que, a pesar de que ya todos sabemos que la energía se multiplica cuando intervienen varios en un proyecto con un fin común, os deis la libertad y el permiso de proyectar aquellos sueños, ideas, ilusiones y transformarlas en realidad. Ya desde nuestros ancestros nos proyectamos en grupos, mayores o menores: en la familia, la escuela, el trabajo, el deporte, los amigos, las celebraciones. Los buenos momentos aumentan cuando los compartimos, los malos disminuyen de la misma manera. De ahí que cuando de personas hablamos, la suma se convierte en exponencial, el resultado es mayor que sumar, pues sucede, cuando estamos alineados, algo superior fruto de las esencias de cada uno.
"Si pensamos tal y como lo hacemos ahora, crearemos el tipo de mundo que ya hemos creado. Si pensamos de otro modo, puede que creemos un mundo diferente y también gente diferente. Sólo pueden cambiar los dos a la vez".
David Bohm, físico cuántico.

lunes, 24 de octubre de 2011

Una sonrisa de retorno

Me siento totalmente alineada con lo que muestra este corto. Viene a dar forma a mi frase preferida de Goethe: "Lo mejor que puedes hacer por los demás no es enseñarles tus riquezas, sino hacerles ver las suyas”
También aquí radica la esencia del coaching, el empoderar a las personas, para que saquen a pasear y ejerciten lo mejor que contienen en sí mismas, ...que no es poco!
De la energía que mostramos a los demás existe una especie de boomerang que nos retorna. Es como poner nuestro granito de arena para que suceda ese bienestar. Si nos llenamos de encanto y bienestar, poco terreno le dejaremos a los malestares y todas la situaciones que, hasta ahora, nos eran cuesta arriba, se tornarán más suaves y manejables.
Os animo a practicar y ver qué sucede!

Validation en Español. from neuromanagement on Vimeo.

Un abrazo!

viernes, 21 de octubre de 2011

Sesiones de Generative Coaching (SGC)



Mmmmm, qué os tengo preparado!!!
Se trata de sesiones en las que disfrutarás de un coaching de sensaciones. Me gusta llamarlas sesiones de “Coaching Sensacion-al”, de alto nivel, donde experimentarás, al tiempo que te entrenarás. Aprenderás desde tus propios recursos. En ese estado de plenitud surgirá tu propia generatividad, hallarás la forma de transformar a voluntad tu mejor estado emocional  y en el momento que desees o requieras, para aquellas situaciones que puedan ser susceptibles de estrés.
En una sesión de coaching generativo, alcanzas un estado de alta conciencia sin el obstáculo de las emociones negativas. Lo que te facilita la claridad, empatía y visión de aquellos obstáculos que nos suelen ser invisibles en un estado habitualmente alterado. Se parece a un sentir semi-consciente, como si de una hipnosis se tratara, pero con tu entera presencia.
Al ser generativo (que te adelantas al malestar) está muy indicado también para aquellas personas que  están enfrentando  situaciones muy complicadas en las que somatizan distintos procesos dolorosos: jaquecas, neuralgias, peso en el estómago, retenciones,...bloqueos.
Otros casos en los que restablece:
·         Estudiantes en épocas próximas a exámenes
·     Deportistas cercanos a competiciones
·         Padres de adolescentes en momentos de exaltación, de difícil comunicación
·    Ante situaciones nuevas no deseadas o temidas. Despido, cese de la empresa, divorcio/separación, independizarse nuestros hijos, nuev@ ti@, nueva abuel@, enfermedad grave de algún familiar o propia,…
·         En procesos de requerir más de nosotros mismos: ascensos laborales; inicio en un trabajo; próximos al parto; recién llegado el 1er hijo; incertidumbre por la llegada del segundo hijo frente a nuestra adaptación con el primero y el resto de tareas; el efecto espejo del padre ante estas situaciones.

Con las sesiones de coaching generativo, en un estado saludable del individuo, se comprime la experiencia (nanoexperiencia), por lo que la sesión de coaching de alto rendimiento toma un formato más cuántico, menos temporal. Se avanza por el propio estado generado. No tiene sentido satisfactorio el preocuparnos una vez estamos en una costosa situación, sino el ocuparnos de que no suceda. En nuestra cultura, vemos de sentido común llevar un calzado apropiado al terreno, no nos cuestionamos la dificultad de elegir zapatillas deportivas frente a zapatos de “tacón” cuando vamos a trotar por la montaña! Disculpa el comparativo, pero el esperar a estar mal, cuando lo vemos venir, sólo nos lleva a un malestar gratuito.
Estas sesiones pueden ser presenciales o telefónicas. Por escrito hallan obstáculos, por lo que la eficacia merma.
El formato es de unos 20-30 min. para generar el estado eficaz y placentero en el cliente, seguido de unos 45 min. de sesión de coaching de alto rendimiento. Los datos son dependientes del estado y momento que esté viviendo la persona. Es menor el tiempo cuando hay más predisposición (menos bloqueo) y mayor cuando el estado del cliente adopta una postura de boicot interno para preservar su conflicto estructural, por lo que se presenta más rigidez. En cualquier supuesto, el resultado es espectacular, se trata de calibrar lo que mejor se adapte al cliente y su momento.
¿Cómo crees que te sentaría?
Gracias por tu lectura, tu tiempo es tu vida!
Por cierto, si quieres navegar un rato, te invito: http://www.tuacierto.com/coaching

jueves, 20 de octubre de 2011

Evitando culpas

video

Después de ver este vídeo, ¿cómo te queda el cuerpo? ¿Qué tal andas de “culpas” por ahí en un almacén sin andar limpiándolas? Este es un ejemplo, que puedes adaptar a un sinfín de situaciones y de relaciones. Con nuestra pareja, con los padres, hermanos, hijos; en el trabajo, con el vecino. Todos tenemos la misma materia orgánica, todos hablamos emitiendo sonidos, acompañados de unas emociones.
Recuerdo un corto de una película en la que intervenían un amoroso Golden retriever y su cariñoso amigo, un niño de unos 12 años. El protagonista era el canino, por eso el orden en que los presento. Lo que verbalizaba el niño era: “¡vete!”, el perro quedaba inmóvil, le miraba a los ojos y no entendía. La intención del niño no era separarse del perro, sino el protegerlo lejos de su presencia, por condicionamientos del propio guión. Si ambos permanecían juntos la vida del animal peligraba. ¿Qué señales recibía el perro bajo la voz llorosa y el aspecto de sufrimiento del niño? Sin embargo lo que pronunciaba y gesticulaba era que marchara…
Estamos ante una incoherencia de las tantas que presenciamos cada día. Tanto amor por nuestros seres queridos y qué momentos permitimos de desamor, de elevar la voz, de no reconocimiento, de agresividad en cualquiera de sus formas. A mi entender, vale mucho la pena rellenar el pulmón con aire renovado, a ser posible respiración abdominal y, durante esos segundos estar presentes en el momento que estamos viviendo (aquella frase que nos suelen decir: cuenta hasta 5). Ser conscientes de que, si estamos recibiendo una afronta, no es hacia nuestra persona, sino esa emoción que la otra persona lleva y no lo observa, no lo piensa, se deja ir por la emoción negativa que le está machacando. En ese caso, lo más inteligente y satisfactorio es, a modo de ejercicio de Aikido, esquivar esa energía y empatizar con el malestar que la persona que lo emite lleva en sí. Lo mismo nos sucede a nosotros y muchas veces “caemos”. Ya sé, hay situaciones y situaciones, no podemos andar de receptores de los malestares de los otros, pero eso mismo es lo que te propongo, no lo recibas, esquívalo y rellena ese rápido hueco que le queda con tu cariño, con un impulso instantáneo de humor, de amor, de compasión.
¿De qué sirve el lamentarnos al cabo de un tiempo en que la vida nos sitúa en alguna situación inversa en la que podemos entender, por fin, al vernos reflejados?
Cualquier sistema de culpas del que seas consciente, es mucho más valioso para tu bienestar y crecimiento adoptar la forma responsable ¿cómo puedo reparar aquello de lo que me siento culpable? Siempre estamos a tiempo, si el sentimiento es sincero. Habrás oído hablar de “la silla vacía”. Si con quien tienes la necesidad de quedar en paz ya no tiene forma física, éste es un buen método de entre los tantos que hay. Sería fantástico que no te esperases al tiempo, sino observar cada momento que no te sea plácido de tu día a día y pusieras tu mejor intención para ir construyendo la mejor versión de ti mismo.
Me quedo con el impresionante abrazo-beso...qué tierno, cuánto amor reprimido y, por fin, permitido. Es fantástico darse permiso a la ternura, cuanto más la ejerces, más fluida te sale y más la disfrutas. ¡Ojo! es contagioso!!!
Gracias por tu tiempo!

Déjate sentir


...Sólo eso, déjate sentir. Observa tu reacción, mira el vídeo en la intimidad, luego, si quieres lo compartes y observas nuevamente tu reacción y la de los que te puedan acompañar o, si no estáis juntos, luego os lo contáis...
¿Ries? ¿Lloras? ¿te quedas seri@? A veces tenemos las emociones "encarceladas" y momentos como éste, sólo para ti, son los más indicados para desatascar y retomar esa plácida respiración. Saborear ese equilibrio sano que nos lleva a un grato bienestar.
Cuéntame qué ha sucedido, ...si quieres :-) Tal vez te sorprendas!

miércoles, 19 de octubre de 2011

La emoción que se genera tras un cambio

A pesar de lo que podríamos pensar, detrás de un cambio la emoción que se genera es de tristeza, algo ha dejado de ser, algo ha muerto o se ha transformado en otra cosa, a otro nivel no experimentado. Acto seguido, puede sobrevenir cualquiera del resto de emociones primarias, que bien pueden tener el aspecto de muchas otras secundarias, sin embargo, todas nacen para darnos una información que nos muestra la emoción. Si ha sido una decepción el miedo, a no ser reconocido (emoción hacia los otros) o no valer (emoción hacia nosotros). Si ha sido algo que llevamos mucho tiempo creando y se ha generado fruto de nuestro plan, la alegría. Si ha sido algo de lo que creemos haber hecho los pasos precisos y hemos invertido nuestro tiempo e ilusión, la rabia.
Pero, ¿qué hay detrás de un esfuerzo a primera vista infructuoso? Lo constructivo es ampliar el campo de visión.
Parece que cuando vivimos ese momento de inseguridad, estamos frente a una situación adversa, de decepción, de no entender...¿Qué falta ahí? Es una pregunta que nos lleva a la responsabilidad, al modo "qué puedo hacer yo ante esta situación", no a una reflexión victimista que nos sume a un estado destructivo.
Sucede que no nos paramos, no hacemos caso al momento, se nos escapan toda suerte de oportunidades. Vivimos en un mar de información, lo cual a veces no ayuda, sino que nos dispersa y empacha. ¿A qué, a quién escuchamos? Normalmente elegimos a aquello que se acerca a esa información que estábamos buscando, o tal vez nos fijamos primero en la persona que emite la información, que para nosotros tiene credibilidad, hemos contratado esa confianza de no sentir que estamos perdiendo el tiempo que le dedicamos. Sin embargo, te invito a observar que ya tenemos algo tangible, pues ante la elección que, a cada instante de nuestro momento hemos de decantarnos, nace de un "querer algo", de una mínima claridad de hacia dónde vamos. 
Quizás no seas consciente, pero es sorprendente el observarnos para ver más allá de lo que muchas veces ni nos planteamos, sin embargo hacemos. Es como si lleváramos puesto el modo automático y vamos haciendo, a pesar de no haber descrito el rumbo. ¿Te imaginas si lo describieras?
Pero, ¿qué hay detrás de ese momento confuso? Has hecho ruido, una gran apuesta, pero la pólvora parece que esté húmeda y no prende, no surgen los cohetes ni los fuegos artificiales. Sin duda, se ha de revisar la técnica, quizás estás abarrotando con más de lo mismo, en cuanto a técnica anunciadora. Sabes que tu mensaje es intenso, que llega, no deja indiferente; sin embargo, y a pesar de que aquellos quienes lo conocen quedan satisfechos y lo valoran, algo falta.
Mi sugerencia: perseverancia. Estar atent@ a aquellos mensajes que nos suelen pasar desapercibidos. No cerrarnos la ventana de la claridad y dar un tiempo suficientemente vibracional como para no "tirar la toalla" antes de aquel tiempo metabólico para poder distinguir entre la tenacidad y la tozudez. Cualquier momento de la vida es mágico para el aprendizaje, y las situaciones en las que te posicionas víctima o melancólic@ ennublecen la visión, entorpecen la claridad y algo nos estamos perdiendo.
Muchas gracias por estar aquí!

sábado, 15 de octubre de 2011

Coaching & Drinks: Lidera tu vida


Coaching & Drinks nace con el propósito de acercar el mundo del coaching a las personas. Planteo un coaching grupal, con un acceso posible a todos los bolsillos, sin la pretensión de quitar rigor ni valía, sino con la energía de su expansión y encuentro de aquellos que esperan algo más que artículos o testimonios indirectos. Sentirlo, vivirlo y salir de dudas.
Puestos ya en materia, además de nuestra compañía (los asistentes) disfrutaremos de un exquisito té, café, zumo,…de aquí el honor al nombre expuesto.
El valor añadido.
Se creará un ambiente facilitador de que descubras esa esencia para liberarte y poder vivir plenamente en todos los aspectos: los personales, los familiares y de tu entorno, y los laborales o de crecimiento hacia tu aporte a la sociedad. Ir más allá de tu soliloquio, entrar en la versión ampliada de ti mismo.
¿Ampliada de ti mismo? Sí, recuerda que somos seres sociales, por lo tanto el inicio está en ser eficaz para ti mismo, para sentirte bien, pero ahí no acaba el proceso, éste se nutre de que sostengas este bienestar, es decir que lo puedas transmitir mediante tus actos a los demás, que tu labor tenga trascendencia social, al nivel que desees y te sea agradable. Podríamos llamar a este proceso de realimentación, el cual se mantiene y nutre por sí solo, a medida que generas, que actúas, va cambiando de aspecto, de la misma manera que todos cambiamos y la vida que nos envuelve, te adelantas a esos momentos de vacío, te sientes lleno y te lleva a la realización.
Riqueza
Tu presencia y la de otras personas con las que no tienes contacto habitual, no las conoces, o quizás con aquellos amigos con los que desees compartir estos momentos, aportará una riqueza extra en el cómo te cuentas tu vida. Ese es el resultado de cómo la vives. Verás más versiones de situaciones parecidas, pero vividas bajo otros condicionamientos: distintos modelos mentales (creencias y valores). La diversidad, dentro de unos conceptos comunes a todos, invita a una apertura al tiempo que libera de una manera agradable y sin estridencias.
El contenido que propongo
Para estos primeros pasos, he seleccionado un juego de cartas que habla de los cuatro acuerdos de la sabiduría Tolteca.
Don Miguel Ruiz es un maestro de la escuela tolteca de tradición mística. Por más de dos décadas se ha dedicado a compartir la antigua sabiduría de los toltecas con sus estudiantes y sus aprendices, guiándolos hacia su propia libertad personal.
Un poco de historia
Hace miles de años los Toltecas eran conocidos en todo el sur de México como «mujeres y hombres de conocimiento». Los antropólogos han definido a los toltecas como una nación o una raza, pero de hecho, eran científicos y artistas que formaron una sociedad para estudiar y conservar el conocimiento espiritual y las prácticas de sus antepasados. Formaron una comunidad de maestros (naguales) y estudiantes en Teotihuacán, la ciudad de las pirámides en las afueras de Ciudad de México, conocida como el lugar en el que «el hombre se convierte en Dios».
El conocimiento tolteca surge de la misma unidad esencial de la verdad de la que parten todas las tradiciones esotéricas sagradas del mundo. Aunque no es una religión, respeta a todos los maestros espirituales que han enseñado en la tierra, y si bien abarca el espíritu, resulta más preciso describirlo como una manera de vivir que se distingue por su fácil acceso a la felicidad y el amor.
Oportunidad
Si somos capaces de reconocer que nuestra vida está gobernada por nuestros acuerdos (creencias) y el sueño de nuestra vida no nos gusta, necesitamos cambiar los acuerdos. Cuando finalmente estemos dispuestos a cambiarlos, habrá cuatro acuerdos muy poderosos que nos ayudarán a romper aquellos otros que surgen del miedo y agotan nuestra energía.
Ventaja
Cada vez que rompes un acuerdo, todo el poder que utilizaste para crearlo vuelve a ti. Si los adoptas, estos cuatro acuerdos crearán el poder personal necesario para que cambies todo tu antiguo sistema de acuerdos.
Transformación
Necesitas una gran voluntad para adoptar los Cuatro Acuerdos, pero si eres capaz de empezar a vivir con ellos, tu vida se transformará de una manera asombrosa. Verás cómo el drama del infierno desaparece delante de tus mismos ojos. En lugar de vivir en el sueño del infierno, crearás un nuevo sueño: tu sueño personal del cielo.
El juego
La baraja consta de 48 cartas, en las que, se habla de cada uno de los 4 acuerdos durante 12 cartas.
1.      El primer acuerdo: Sé impecable con tus palabras
2.      El segundo acuerdo: No te tomes nada personalmente
3.      El tercer acuerdo: No hagas suposiciones
4.                   4.  El cuarto acuerdo: Haz siempre lo máximo que puedas


Fuente: Miguel Ruiz, LOS CUATRO ACUERDOS. Un libro de la Sabiduría Tolteca.
Facilitadora: Mª Carmen Navarro Millán. Mentor coach.
www.tuacierto.com

martes, 4 de octubre de 2011

Ritmo y creatividad

Baile de los presos de Cebú, prisión de elevada seguridad en Filipinas.
La coreografía, ritmo, organización y disciplina que muestra este vídeo ya nos da idea de que la inversión en el tiempo empleado no ha sido infértil.
La materia prima de la que estamos hechos es común a todos los humanos y nos mueven las emociones
La apuesta que este centro muestra, aporta una visión espléndida del cómo manejar un grupo, donde aquello que les puede unir sea constructivo y con alternativas diferentes a las que les hayan llevado a la situación de no libertad.
El ir modelando los pensamientos (más positivos y creativos) mediante las acciones genera, a medio y largo plazo, oportunidades hacia un nuevo enfoque, por lo tanto, nuevo comportamiento, uno más sociable y con más garantías para una nueva vida.
Es todo un espectáculo, con una táctica infalible, que demuestra una sabia estrategia de actitud de cambio. Otra forma de entrenamiento, de coaching indirecto, en acción maestra.
¿Quien sabe si será un prototipo a seguir en los sistemas penitenciarios? Después de todo, ya lo hemos visto en varias ocasiones desde una de las pioneras, como la que vimos de la  Liverpool Street Station el 15 de enero de 2009 a las 11am. donde 70 bailarines sorprendieron a cientos de pasajeros con una espectacular variación.
Que lo disfrutes!

martes, 20 de septiembre de 2011

Artículo sobre coaching en la contra de la Vanguardia



"El coaching existe porque no tenemos buenos amigos"...una frase recogida de la entrevista a Vicenç Olivé que hoy ha salido publicada en la contra de la Vanguardia.  
Estoy de acuerdo en ese aspecto desde una perspectiva lineal, de causa-efecto. Pero cuando lo miro desde una perspectiva sistémica, entonces opino que el coaching ha surgido, de la misma manera que surgieron las autopistas, porque ya no andamos con los mismos vehículos que antaño,... la vida cambia. Entonces surgen nuevas disciplinas como solución a las nuevas situaciones. 
El coaching es un paso más allá de la amistad, pues no condiciona los modelos mentales del coachee gracias a la escucha atenta, y a las técnicas que el coach practica como base de su disciplina, por lo que permite el propio crecimiento y excelencia del individuo. 
También indica en la cordial entrevista, que todos cometemos errores, las neurosis que mencionaba Freud. En cuanto a las neuronas espejo, el coach puede ver reflejado en el cliente patrones de otro, incluso de sí mismo, sin embargo, tal y como me transmitió el Generative Coaching, el propio entrenamiento del coach en permitir a su mente crear un flujo de energía distinto, sentir realmente quien tienes a tu lado, permite ese fluido único e intransferible. Esto no quiere decir que todos, como individuos, podamos compartir semejanzas con la interpretación de nuestras emociones, de manera que aquello que nos sirva a nosotros también sea de servicio a nuestro entorno! 
Mis saludos y respeto a Vicenç por su carrera personal y profesional tan inspiradora.
Un abrazo, hasta pronto!